AP NEWS
Related topics

Posibles cuestionamientos a Boeing tras otro choque

March 11, 2019
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 14 de noviembre de 2018, aviones 737 MAX 8 de Boeing están estacionados cerca de las instalaciones de armado de la compañía en Renton, Washington. (AP Foto/Ted S. Warren, archivo)

El devastador choque de un avión en Etiopía el domingo podría reactivar los cuestionamientos en torno a la seguridad de la versión más moderna de la popular aeronave 737 de Boeing.

El 737 Max 8 de esta compañía operado por Ethiopian Airlines se desplomó poco después de despegar de la capital Adís Abeba, lo que derivó en la muerte de las 157 personas a bordo.

El avión era nuevo. El clima estaba despejado. Sin embargo, algo andaba mal, y los pilotos intentaron regresar al aeropuerto. No lo lograron.

En esas circunstancias, el accidente es escalofriantemente similar a un choque en octubre en el que un 737 Max 8 operado por Lion Air de Indonesia cayó al Mar de Java unos minutos después de despegar, y las 189 personas en el avión murieron. Pero los expertos en seguridad advirtieron que no había que apresurarse a establecer demasiados puntos equivalentes entre los dos percances.

William Waldock, profesor de seguridad en la aviación en la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle, dijo que se plantearán sospechas porque el mismo tipo de avión pareció estrellarse de la misma forma: una caída en picada en la que el fuselaje se hizo añicos.

“Los investigadores no creen mucho en las coincidencias”, señaló.

Waldock dijo que Boeing examinará con más cuidado el sistema de manejo de vuelo y la automatización del Max. Pero hizo notar que aún es muy pronto, y que se sabrá más después de que los investigadores encuentren y analicen las cajas negras del avión de Ethiopian.

Alan Diehl, exinvestigador de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), dijo que las similitudes entre ambos choques incluyen que ambas tripulaciones enfrentaron un problema poco después de despegar, y que hubo reportes de amplias variaciones en la velocidad vertical durante el ascenso, “lo que evidentemente deja entrever un problema potencial de control” en el jet etíope.

Pero hay muchas explicaciones posibles, hizo notar Diehl, incluidos problemas en los motores, error del piloto, sobrecarga, sabotaje o choques con aves. Dijo que Ethiopian tiene una buena reputación, pero de todas formas los investigadores examinarán las bitácoras de mantenimiento, especialmente porque eso podría haber sido un problema en el caso de Lion Air.

En contraste, el director general de Ethiopian Airlines les dijo a los reporteros que en una revisión de mantenimiento no se encontró ninguna falla en el avión antes del vuelo del domingo, “por lo que aún es difícil ver algún paralelismo con el choque de Lion Air”, dijo Harro Ranter, fundador de la Red de Seguridad en la Aviación, que recopila información sobre accidentes en todo el mundo.

“De todas formas, sí espero que la gente aguarde a que se anuncien los primeros resultados de la investigación en lugar de sacar conclusiones con base en los muy pocos datos que conocemos hasta ahora”, afirmó.

Representantes de Boeing no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios. La compañía tuiteó que estaba “profundamente entristecida de enterarse del fallecimiento de los pasajeros y la tripulación” en la aeronave de Ethiopian Airlines.

La empresa con sede en Chicago indicó que enviará a un técnico al sitio del accidente para que ayude a los investigadores etíopes y estadounidenses.

Un portavoz de la NTSB dijo que la agencia estadounidense estaba enviando a un equipo de cuatro personas para que asesoren a las autoridades de Etiopía. Boeing y la agencia estadounidense de investigación también participan en la pesquisa sobre la nave de Lion Air.

Los investigadores indonesios no han dado a conocer la causa de ese choque, pero están examinando si lecturas erróneas proporcionadas por un sensor podrían haber activado un sistema automático del avión para hacer descender la nariz, que los pilotos de Lion Air se esforzaron infructuosamente por desactivar. Ese sistema automático se activa si los sensores indican que el avión está a punto de perder impulso, o a entrar en pérdida de sustentación aerodinámica, fenómeno en el que cae descontroladamente.

___

David Koenig está en Twitter como: http://twitter.com/airlinewriter