AP NEWS
Related topics

Republicanos buscan respuestas a desventaja entre mujeres

November 22, 2018

La representante electa republicana Carol Miller, de Virginia Occidental, se dirige a una sesión de orientación para nuevos miembros del Congreso en el Capitolio, e1 5 de noviembre del 2018. Miller es la única mujer entre los nuevos representantes del partido a partir de enero. (AP Foto/Carolyn Kaster)

WASHINGTON (AP) — Para los republicanos en el Congreso, las elecciones intermedias del 6 de noviembre dieron paso al año de la mujer, literalmente.

Carol Miller, de Virginia Occidental, será la única mujer republicana que se sume a la Cámara de Representantes como nuevo miembro en enero. Se integrará al que pudiera ser el menor grupo de legisladoras republicanas desde inicios de la década de 1990_ 13 de los al menos 199 republicanos. Los demócratas tendrán al menos 89.

Números como esos tienen al partido buscando respuestas para la clara disparidad en sus filas _ urgentemente. La preocupación para ellos es que la amplia ventaja demócrata entre las mujeres votantes pudiera extenderse al 2020, cuando el presidente Donald Trump buscará un segundo mandato y estará en juego el control del Senado y la Cámara de Representantes. Si continúa la tendencia actual, los republicanos se arriesgan a ser vistos como un partido de hombres.

“Vamos a ver un esfuerzo de reclutamiento muy significativo” en busca de candidatas mujeres, dijo David Winston, un encuestador que asesora a los líderes republicanos en el Congreso. “Es una conclusión natural. Tiene que crearse un ambiente para que eso tenga éxito”.

La evidencia de la brecha de géneros entre los republicanos fue igualmente clara en el Senado, donde Marsha Blackburn, de Tennessee, será la única nueva senadora del partido. Si la senadora por Mississippi Cindy Hyde-Smith gana la segunda vuelta este mes habrá siete senadoras republicanas, una cifra récord, pero muy baja comparada con el grupo de 17 senadoras demócratas, que incluye a dos novicias.

La búsqueda de respuestas lleva a algunos lugares familiares. La cargada historia del presidente Donald Trump con las mujeres, combinada con el movimiento contra el acoso sexual, ayudó a motivar a las mujeres demócratas a presentar sus candidaturas, pero no parece haber tenido el mismo efecto entre las mujeres republicanas, dicen políticos y analistas. Para decirlo de otra manera, el estilo de Trump no les agrada a muchas mujeres, votantes o candidatas potenciales.

“A las mujeres no les gustan los tuits”, dijo Sarah Chamberlain, presidenta de Republican Main Street Partnership, un grupo republicano moderado. “No sé cómo rebajar el tono de la retórica, sería eso”.

Las mujeres apoyaron a candidatos demócratas en las elecciones por un margen de 57% a 41%, de acuerdo con AP VoteCast, un sondeo amplio del electorado conducido por The Associated Press. Los márgenes fueron similares en suburbios cruciales en los que las victorias de los demócratas impulsaron las ganancias que necesitaba el partido para recuperar el control de la Cámara de Representantes.

Varios estrategas apuntan que el problema no es solamente de las personalidades actuales, sino también de la infraestructura del partido.

“Como partido, tenemos que dar una alta prioridad al reclutamiento de candidatas mujeres que puedan ganar”, dijo Andrea Bozek, portavoz de Winning for Women, un nuevo grupo republicano que trata de alentar candidaturas femeninas en el partido. “A menos las personas en la cúpula lo prioricen, no pienso que va a suceder”.

AP RADIO
Update hourly