PARÍS (AP) — Kylian Mbappé mostró sus instintos letales frente al arco y confusiones en el VAR ayudaron el sábado al Paris Saint-Germain a su segundo triunfo en su defensa del cetro de la liga francesa.

Mbappé, flamante campeón del mundo con Francia, entró como suplente y anotó dos veces en la victoria por 3-1 ante Guingamp. Pero el resultado fue ensombrecido por una polémica decisión del videoarbitraje a favor de los campeones y un penal aparentemente claro no concedido a Guigamp con el marcador empatado.

“Es evidente que ayudé un poco”, dijo Mbappé. “Pero todo el equipo se propuso reaccionar tras el primer tiempo”.

PSG perdía 1-0 tras el descanso por el gol de Nolan Roux a los 20 minutos. Pudo haber sido un 2-0 si el árbitro Clement Turpin hubiese sido alertado por el VAR sobre una posible falta en una jugada con aroma de gol. Turpin anuló el cabezazo de Nicolas Benezet.

Mbappé ingresó en la segunda mitad e inmediatamente desató el ataque del PSG.

Ocho minutos tras el descanso, las maniobras de Neymar le ganaron un penal, que el brasileño ejecutó para el 1-1.

Pero a 10 minutos del final, el zaguero del PSG Thomas Meunier chocó con el atacante de Guingamp Marcus Coco cuando este entraba al área.

Aunque Meunier derribó a Coco, Turpin no señaló el penal y — más sorpresivamente — los jueces del VAR no le alertaron para que revisase la jugada.

Dos minutos más tarde, Mbappe puso al PSG arriba y ultimó a Guingamp a los 90 minutos.

En otros resultados de la segunda fecha, el Mónaco no pasó del empate sin goles ante el visitante Lille; Niza igualó 1-1 en cancha de Caen; Dijon derrotó 2-0 a Nantes; Rennes venció 1-0 a Angers; y Montpellier ganó a domicilio 2-1 ante Amiens.