JERUSALÉN (AP) — La policía israelí arrestó a cinco traficantes de antigüedades procedentes de Jerusalén oriental por delitos tributarios a gran nivel, informaron autoridades el domingo.

En una redada a las casas y oficinas de los sospechosos, los agentes confiscaron coches de lujo, unos 200.000 dólares en efectivo y varias antigüedades, precisó el portavoz de la policía Luba Samri.

Las antigüedades incautadas incluyen antiguas piezas de pergamino escritas en hebreo, arameo, griego y latín, así como armas antiguas, esculturas de los períodos helenístico y romano, obras en cerámica y bronce, y monedas de plata y oro.

Samri dijo que la redada se ordenó luego de una investigación conjunta con las agencias policiales estadounidenses, que fueron informadas sobre comerciantes israelíes de antigüedades que emitieron facturas y recibos falsos durante los últimos siete años. Eso condujo a una operación encubierta que expuso la red delictiva.

Los sospechosos fueron llevados ante un tribunal.