LOUVAIN-LA-NEUVE, Bélgica (AP) — El expresidente ecuatoriano Rafael Correa dijo el jueves que la demanda de Ecuador para ser extraditado desde Bélgica y poder ser encarcelado es solamente una estratagema del gobierno para acabar con la oposición y añadió que en lugar de ello lo llevará a regresar a la política.

En una entrevista con The Associated Press desde su casa cerca de Bruselas, Correa dijo que no tiene planes de reportarse ante las autoridades ecuatorianas que investigan sus posibles conexiones con el fallido secuestro en el 2012 de un exlegislador de la oposición.

La Fiscalía General de Ecuador ordenó esta semana el arresto y la extradición de Correa luego que el expresidente de 55 años no se presentó en una corte en Quito como lo requieren los términos de la investigación.