AP NEWS
Related topics

Acuerdan nueva tregua tras choques en Libia; hay 117 muertos

September 26, 2018

BENGASI, Libia (AP) — Milicias rivales firmaron un nuevo cese de fuego poniendo fin al último enfrentamiento armado en la capital, Trípoli, dijeron el miércoles las autoridades libias.

El gobierno apoyado por Naciones Unidas afirmó en un comunicado que estaba contento por la tregua negociada por representantes locales y dirigentes tribales.

Los combates en Trípoli estallaron el 26 de agosto, cuando la 7ma Brigada integrada por paramilitares procedentes de la localidad de Tarhouna, a unos 60 kilómetros (40 millas) al sur de Trípoli, atacó vecindarios del sur en la capital.

Las Brigadas de Revolucionarias de Trípoli y la Brigada Nawasi, grupos paramilitares que apoyan al gobierno respaldado por la ONU, vinieron a defender la ciudad. La semana pasada surgieron nuevos enfrentamientos, rompiendo la tregua negociada por la ONU que comenzó a principios de mes.

Al menos 117 civiles y otras personas murieron y 404 quedaron heridas debido a los enfrentamientos. Veinte personas continúan desaparecidas desde el inicio de los combates, según el Ministerio de Salud.

En los últimos dos días, 1.700 familias fueron desplazadas debido a los nuevos enfrentamientos, dijo el martes la agencia de asistencia de Naciones Unidas. Un total de 5.000 familias ha buscado refugio con parientes en partes seguras de Trípoli y en las afueras desde el 26 de agosto, dijo la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

“Los choques interrumpieron el suministro de servicios básicos como electricidad y agua”, dijo la coordinadora de Servicios Humanitarios de la ONU, María Ribeiro.

Asimismo el miércoles, el enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salame, dijo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que grupos armados leales al llamado Ejército Nacional Libio, dirigido por el mariscal Kahlifa Hifter en el este, y al gobierno apoyado por la ONU en Trípoli, continúan violando el derecho internacional y los derechos humanos, y utilizan mercenarios extranjeros, en especial en el sur de Libia.

“Hay que luchar contra la impunidad de los grupos armados y se debe de castigar todas las violaciones graves, se debe de imponer sanciones y los perpetradores deben de ser llevados ante la corte nacional o a la Corte Penal Internacional”, dijo Salame en un tuit.

Advirtió sobre “ataques terroristas en aumento, el resurgimiento del ISIS, con 57 muertos en 14 ataques desde el inicio del año, incluido el más reciente contra la sede de la Corporación Nacional Petrolera, con sede en Trípoli”.

Dos personas perdieron la vida y 10 resultaron heridas a principios de mes cuando hombres armados invadieron la sede de la compañía petrolera nacional de Libia, abrieron fuego en forma indiscriminada, detonaron explosivos y tomaron gente de rehén, según funcionarios.

Los combates en Trípoli resaltan la persistente anarquía en Libia después de más de siete años de la revuelta en la que Moamar Gadafi fue derrocado y asesinado tras gobernar al país durante años. Libia es gobernada por autoridades rivales en Trípoli y el este, cada cual con apoyo de diversos grupos paramilitares.

AP RADIO
Update hourly