YANGÓN, Myanmar (AP) — Las inundaciones en Myanmar han dejado 12 muertos y forzado a más de 132.000 personas a albergarse en unos 300 campamentos temporales, dijo un reporte el miércoles.

El diario estatal Global New Light of Myanmar dijo que la agencia nacional de desastres naturales reportó que la mayor cifra de muertos se registró en la región de Bago, donde cuatro personas murieron y otras 94.000 se albergaron en 186 campamentos.

Dijo que los aguaceros y los vientos destruyeron algunos puentes y obligaron a la gente a escapar de sus viviendas en áreas bajas. Los caminos fueron inundados en algunas áreas, aunque una importante carretera que había estado bloqueada fue reabierta el martes al bajar las aguas, según el diario.

En una entrevista con el periódico, el ministro de asuntos sociales y ayuda Win Myat Aye dijo que no había suficientes campamentos de socorro, lo que ha resultado en problemas de atestamiento y mala salubridad. Dijo que las personas tendrían que permanecer en los campamentos por entre una semana y 10 días.

Su ministerio se ha gastado más de 554 millones de kyats (380.000 dólares) en ayuda para los damnificados y compensación para las familias de los muertos, dijo el periódico.

Fuertes aguaceros han causado severas inundaciones en otros países del sudeste asiático. Una represa en una hidroeléctrica en Laos se averió la semana pasada, lo que forzó a miles de personas a dejar sus casas. La cifra de muertos oscila está entre 11 y 27 y más de 100 siguen desaparecidos.