SAO PAULO (AP) — Jorge Sampaoli es leal a un fútbol de vocación ofensiva. Louis van Gaal es un ajedrecista que se adapta a las circunstancias que tiene enfrente.

En el mano a mano entre dos visiones distintas, ganó el lunes la Holanda de Van Gaal, que venció 2-0 al Chile de Sampaoli gracias a un mayor acierto goleador para aprovechar las pocas ocasiones de las que dispuso, otra improvisación táctica y dos cambios que surtieron efecto.

Después del partido en Sao Paulo, las diferencias entre los entrenadores se trasladaron de la disposición en la cancha a la conferencia de prensa.

Sampaoli despreció la propuesta de su rival, que apeló al mismo dibujo 5-3-2 que le dio a Holanda la victoria 5-2 ante España en su debut.

"Nosotros quisimos jugar y Holanda no", se lamentó el técnico argentino de la 'Roja'. "No encontramos por ahí la solución ante un equipo que se defendió, que solo disparaba lanzamientos largos a sus puntas, que ni siquiera contragolpeaba".

"Chile propuso, buscó el partido", añadió Sampaoli. "Holanda ganó injustamente, mientras que Chile hizo un esfuerzo enorme por buscar el arco contrario".

Van Gaal no recogió el guante al presentarse después ante los periodistas: "No me interesa lo que diga el técnico de Chile".

El futuro técnico del Manchester United evitó responder directamente a las declaraciones de Sampaoli, pero con su ácida manera de ser salió al paso a los cuestionamientos de la prensa sobre sus métodos, recordándoles los títulos que ha obtenido a nivel de clubes.

"Chile sólo pudo generar un puñado de oportunidades, los neutralizamos muy efectivamente", se congratuló. "Hoy hicimos un cambio en nuestro estilo. Yo siempre uso el plan de juego que nos pueda ayudar a ganar".

Van Gaal parece dar siempre con la tecla correcta. Los goles ante Chile fueron obra de sus variantes para la recta final del partido, los volantes Leroy Fer y Memphis Depay.

"Habíamos estudiado que Chile en los últimos 15 minutos cede más espacio", afirmó el estratega de los tulipanes. "Si cuentas con un jugador creativo en ese momento, tienes la posibilidad de sacar provecho de ese espacio".

También improvisó con el veterano delantero Dirk Kuyt, quien en su partido número 99 con la selección se bautizó como lateral por la izquierda.

"Lo disfruté", dijo Kuyt. "Nunca había jugado en esta posición, pero el entrenador me comunicó hace un par de semanas que lo tenía como posibilidad durante el torneo y le indiqué que iba a estar preparado para ello. Estoy contento que me dio la oportunidad".

Van Gaal reconoció que Holanda no es un equipo perfecto.

"Tenemos que mejorar en la tenencia, pero me parece somos muy buenos jugando sin balón", acotó.

Y cuando un periodista le cuestionó que sus tácticas eran defensivas, Van Gaal contragolpeó: "Dígame cuál es su definición de atacar, ya que es una pregunta tan ingeniosa. Si usted me hace preguntas, yo también le haré preguntas".