ROMA (AP) — El primer ministro italiano Paolo Gentiloni dijo el martes que el gobierno está dispuesto a iniciar conversaciones con dos prósperas regiones ricas del norte luego que los votantes allí votaron abrumadoramente por la autonomía de Roma en dos referéndums.

Gentiloni dijo que “es posible, es probable” que ciertos servicios funcionen mejor si Lombardía y Véneto adquieren mayor autonomía con respecto al gobierno central. Los líderes regionales la quieren en asuntos como educación, inmigración, seguridad y el ambiente, así como retener mayores ingresos por impuestos.

En sus primeras declaraciones desde las votaciones del domingo, Gentiloni dijo en Véneto que el gobierno estaba “listo para mantener conversaciones”, aunque hizo notar que no se habían decidido los asuntos específicos ni las condiciones para las discusiones.

Las votaciones pacíficas del domingo reflejaron el mismo impulso de autodeterminación visto en la agitada región de Cataluña en España.