KABUL, Afganistán (AP) — Dos milicianos, uno de ellos suicida, atacaron el edificio de una televisora en Kabul el martes, donde mataron al menos a dos guardias, informaron las autoridades. El grupo Estado islámico se declaró responsable del asalto.

Najib Danish, vocero del Ministerio del Interior, informó que las víctimas eran guardias de seguridad de Shamshad TV, una mujer y un hombre.

“Eran dos agresores y los dos han muerto”, dijo Danish poco después del ataque. Añadió que la zona estaba acordonada y la policía recorría las instalaciones.

Agregó que la policía rescató a parte del personal de la televisora durante el ataque, pero no entró en detalles.

Wahid Mujro, vocero del ministerio de salud pública, dijo que 21 personas heridas en el ataque estaban hospitalizadas.

“Los agresores... vestían uniformes militares”, dijo el general Salim Hassas. Uno de ellos se detonó en la entrada de la emisora mientras el otro llegó al segundo piso, donde se enfrentó con las fuerzas de seguridad y fue abatido allí.

El vocero del Talibán, Zabihullah Mujahid, negó que éste participara del ataque. El medio noticioso Aamaq, vinculado con ISIS, dijo que el grupo fue responsable del ataque, informó el Grupo de Inteligencia SITE que vigila los mensajes de las milicias.

Por otra parte, en Herat, capital de la provincia homónima, milicianos mataron a un miembro del concejo provincial y otra persona, dijo Gelani Farhad, vocero de la gobernación.

En principio, nadie se hizo responsable de ese ataque.

En Bruselas, el jefe de la Organización del Tratado del Atlántico Norte dijo que la alianza planea enviar unos 3.000 efectivos a Afganistán, la mitad de ellos estadounidenses, para reforzar el entrenamiento del ejército afgano.

El secretario general Jens Stoltenberg que el número actual de efectivos de la OTAN “es de unos 13.000. Se elevará a alrededor de 16.000”.

Estas fuerzas no entrarán en combate sino que ayudarán a entrenar las fuerzas de seguridad y las fuerzas especiales afganas y reconstruir la fuerza aérea.

Los ministros de Defensa de los países de la alianza militar iniciarán conversaciones en Bruselas el miércoles.