WASHINGTON (AP) — Un segundo juez le dijo al gobierno de Donald Trump que no puede seguir postergando el aplicarle las regulaciones que protegen la calidad del aire a la producción de petróleo y gas en tierras federales.

William Orrick, juez del distrito norte de California, le ordenó al Departamento del Interior que reinstaure las normas de la era del presidente Barack Obama destinadas a restringir las emisiones tóxicas de metano. Orrick dijo el jueves que el retraso del gobierno “no está vinculado a la evidencia” y es probable que provoque un “daño irreparable” en California, Nuevo México y otros estados por el aumento del aire contaminado y el impacto negativo en la salud pública y el clima.

Es la segunda ocasión que un juez federal critica al gobierno de Trump por no hacer valer la regla del metano. La jueza magistrada federal Elizabeth Laporte rechazó un intento previo del departamento para posponer parte de la norma, y ordenó que la regla fijada por Obama se reinstaurara en octubre. Laporte ejerce en la misma corte, que está en San Francisco.

El secretario del Interior Ryan Zinke le dijo a The Associated Press el viernes que los funcionarios revisarán cuidadosamente el fallo de 29 páginas del juez.

Las normas federales “no están pensadas para ser adversarios” de la industria, dijo Zinke, y agregó que la norma de la era de Obama “penaliza al petróleo y al gas”, mientras que el gobierno de Trump quiere motivar a la industria a que voluntariamente encuentre formas para capturar y reutilizar el metano.

La regla obligaba a las compañías de energía a capturar el metano que se quemaba en los sitios de perforación porque contamina al medio ambiente. Muchas compañías consideran que la regla es innecesaria y excesivamente invasiva, pero los grupos ambientalistas advierten que las emisiones de las operaciones para extraer petróleo y gas son el segundo mayor contribuidor al cambio climático en Estados Unidos. El metano es mucho más potente para atrapar el calor que el dióxido de carbono, pero no permanece tanto tiempo en el aire.

El Departamento del Interior había anunciado hace unas semanas que reemplazaría la norma de la era de Obama con requisitos similares a los que estuvieron vigentes hasta que ese presidente modificó las normas en 2016.

Antes, el Departamento del Interior había dicho que postergaría la aplicación de la era de Obama hasta enero de 2019 por considerar que era una carga excesiva para la industria. En ese momento los funcionarios dijeron que el retraso le permitiría a la Oficina de Administración de Tierras revisar la regla previa y, al mismo tiempo, evitarle a la industria la erogación de decenas de millones de dólares en gastos para cumplir.

El metano, el principal componente del gas natural, con frecuencia se desperdicia en fugas o liberaciones intencionales durante las operaciones de perforación. Se calcula que unos 330 millones de dólares en metano se desperdician en tierras federales, suficiente para darle energía a unos 5 millones de hogares al año.

La contaminación con metano también representa un riesgo para la salud pública, en especial para los que sufren asma u otras dificultades para respirar.

___

El periodista de Associated Press Matthew Brown en Billings, Montana, contribuyó a este despacho.