LONDRES (AP) — El precio del bitcoin superó el miércoles los 10.000 dólares, al sumar más de 10 veces su valor en lo que va del año e impulsar el debate sobre si la moneda virtual está obteniendo aceptación general o si es solo una burbuja que se reventará más tarde.

Pero tan pronto como el bitcoin alcanzó los 10.000 dólares mantuvo el ímpetu hasta rebasar los 11.000 dólares, solo para desplomarse rápidamente de esos niveles elevados. El costo de adquirir uno, de acuerdo a la medición del sitio Coindesk, rondaba los 9.800 dólares, y para la tarde del miércoles su precio había caído hasta los 9.300. Un bitcoin costaba alrededor de 1.000 dólares al comienzo del año.

El vertiginoso ascenso este año en el precio del bitcoin y otras monedas virtuales ha dividido a la comunidad financiera en torno a sus méritos, y si _o cuándo_ su valor se desplomará por completo.

El director general de JPMorgan Chase ha descrito al bitcoin como un “fraude”, dado que no está basado en otra cosa que un código de software y no cuenta con el respaldo de ninguna autoridad monetaria.

Otros ejecutivos, incluida a la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, señalan que no se debe pasar por alto a las monedas virtuales y que podrían tener aplicaciones útiles como forma de pago en países con divisas inestables.

Algunas naciones, como China, han intentado reprimir el intercambio del bitcoin. Pero en un acto que le añadió credibilidad a la moneda virtual, el operador cambiario estadounidense CME Group declaró el mes pasado que planea abrir un mercado de futuros para ésta antes de que termine el año, en caso de obtener la aprobación de los reguladores.

El bitcoin fue creado hace alrededor de una década como una alternativa a las divisas emitidas por el gobierno. Las transacciones permiten el anonimato, popularizándose entre personas que quieren mantener privadas sus identidades y sus actividades financieras.

Las monedas digitales son creadas por los así llamados “mineros”, que operan granjas de cómputo que verifican las transacciones de otros usuarios al resolver complejos acertijos matemáticos. A cambio, estos mineros reciben bitcoin, que puede convertirse en dinero en efectivo al depositarse en cuentas a precios establecidos por las operaciones en línea.