MEXICO (AP) — México planea utilizar drones para vigilar el Mar de Cortés y combatir la pesca ilegal que mantiene en riesgo de extinción a la vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo.

El subprocurador de Recursos Naturales, Alejandro del Mazo, dijo el lunes que su oficina ha realizado pruebas con aeronaves no tripuladas en cooperación con la Secretaría de Marina.

Del Mazo informó que el plan es tener tres drones que vigilen en los próximos meses el hábitat de la vaquita marina en el Mar de Cortés, el único lugar del planeta donde vive esta especie, que está amenazada por la pesca con redes agalleras y de arrastre del totoaba, un enorme pez cuyo buche, o vejiga natatoria, es muy apreciado por los chefs en China.

"Se están considerando los avances de la tecnología, que ya nos permite el uso de aviones no tripulados para poder nosotros tener una vigilancia permanente aérea, en la zona de interés, y poder actuar con mucho más eficiencia, con mucha más rapidez", dijo Del Mazo en rueda de prensa.

Se estima que hay actualmente menos de 100 ejemplares de vaquitas.

El funcionario dijo que en 2014 las autoridades detuvieron a 17 personas por el tráfico de totoaba.

Luis Fueyo, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, añadió que México ha incrementado su cooperación con autoridades de Estados Unidos, debido a que la totoaba seca llega a ser transportada de manera clandestina a China a través de California.

Las autoridades mexicanas propusieron en diciembre un plan de 37 millones de dólares para prohibir la pesca de arrastre en la mayor parte del Mar de Cortés para salvar a la vaquita marina de la extinción.

El plan, que compensaría a los pescadores que dejen de utilizar las redes que muchas veces arrastran a las pequeñas marsopas junto con su pesca, tendrá que ser sometida a una consulta pública y podría estar lista para implementarse en marzo, según las estimaciones oficiales.

Ya existe una reserva protegida que está alrededor de donde desemboca el río Colorado, pero la nueva propuesta incrementaría bastante la pesca sin red hacia el sur.

La nueva área esencialmente incluirá casi toda la zona conocida de las vaquitas.

El plan presentado por la Secretaría de Agricultura y Pesca pagaría a algunos pescadores para que trabajen patrullando el área para detectar violaciones a la prohibición de redes de malla. Algunas técnicas de pesca con red que no amenacen a especies se permitirán algunos meses del año.

La autoridad estima que el plan se desarrolle de manera piloto por dos años, pero el comisionado de Áreas Naturales consideró que se necesita más tiempo para que

"La vaquita no se puede recuperar en dos años", dijo Fueyo.

"Solamente 25 ejemplares están en edad reproductiva... de manera que para recuperar su población, a unos 5,000 ejemplares, debe de haber un programa de largo plazo, a 20 o 30 años", añadió.

Los expertos han dicho en el pasado que no ven factible capturar vaquitas para criarlas en cautiverio. Además, con tan pocas especies en un área tan extensa, perseguirlas y atraparlas podría poner en riesgo a las restantes.

Pero México recibió buenas noticias respecto a otro mamífero marino, las ballenas grises, en lagunas y bahías de la costa del Pacífico de la Península de Baja California.

Las autoridades dijeron que en lo que va de 2015 han detectado 141 crías de valles en la laguna Ojo de Liebre, que representan 8% más que para la misma fecha del año anterior. También han ubicado 34 ballenatos en la laguna San Ignacio, cinco veces más que el año pasado.