PHOENIX (AP) — La jueza que lleva el caso del ahora indultado Joe Arpaio rechazó el jueves la solicitud del ex jefe de policía sobre desechar todos los fallos, incluida una decisión que explicaba el razonamiento de la jueza al declararlo culpable de un delito.

La petición rechazada por la jueza de distrito Susan Bolton tenía como objetivo limpiar el nombre de Arpaio y prohibir el uso del fallo en casos judiciales futuros como ejemplo de infracciones previas.

Bolton dijo que los indultos no borran las condenas o los hechos de los casos. Indicó que el indulto otorgado por el presidente Donald Trump solo afectaban los posibles castigos de Arpaio.

“El indulto definitivamente exentó al acusado de cualquier castigo que pudiera haber sido impuesto”, escribió Bolton. “No obstante, no cambió los hechos históricos de este caso”.

Los abogados de Arpaio apelaron el jueves la decisión ante la Corte Federal de Apelaciones del 9no Circuito.

La condena derivó del desacato de Arpaio a una orden judicial de 2011 que prohibía sus operativos de tránsito que se enfocaban en inmigrantes. Los fiscales acusaron a Arpaio de prolongar los operativos durante 17 meses para poder promover sus labores de policiales en materia migratoria durante su campaña de reelección en 2012.

Arpaio, quien apoyó a Trump y se unió a él en los mítines durante su campaña presidencial de 2016, reconoció haber prolongado los operativos, pero insistió en que su desobediencia no fue intencional y culpó a uno de sus ex abogados por no explicar adecuadamente la importancia de la orden.

Los críticos dicen que el indulto otorgado el 25 de agosto eliminó la última oportunidad de que Arpaio rinda cuentas por una larga historia de conducta indebida.