AP NEWS
Related topics

Caos y largas esperas tras apagón en aeropuerto de Atlanta

December 18, 2017

Varios pasajeros esperan a que regrese la luz en el aeropuerto internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta tras un apagón, el 17 de diciembre de 2017. Las autoridades dijeron que el fallo eléctrico provocó problemas en el despegue y aterrizaje de los vuelos. (Steve Schaefer/Atlanta Journal-Constitution via AP)

ATLANTA (AP) — Cientos de vuelos quedaron cancelados y la gente esperaba en largas filas el lunes luego que un apagón en el aeropuerto de Atlanta causara un caos generalizado justo antes de las fiestas navideñas.

El apagón empezó el domingo, causado por un incendio en un compartimiento subterráneo. Delta Air Lines, cuya sede de operaciones está en Atlanta, anunció que tomará varios días antes de que se recupere la normalidad. Las llamas estallaron justo al lado del generador de repuesto, que también se malogró.

La electricidad volvió a eso de la medianoche. Pero en las horas antes, miles de pasajeros se vieron varados en medio de la oscuridad, ya sea en la terminal o en aviones. En medio del caos, las personas incapacitadas tuvieron que ser cargadas por las escaleras ya que no funcionaban las escaleras mecánicas ni los ascensores. Los aviones que llegaban a Atlanta fueron reorientados a otras terminales, y los que iban a despegar tuvieron que quedarse en tierra.

Por lo menos el hecho de que ocurrió en Atlanta tuvo algo positivo: Delta allí tiene más aviones y personal extra que en cualquier otro lugar, informó Robert Mann, consultor en temas de aviación y ex ejecutivo de American Airlines.

Anthony Foxx, quien fue secretario de transporte durante el gobierno de Barack Obama, fustigó a las autoridades aeroportuarias, denunciando que el problema del apagón fue exacerbado por “la confusión y la falta de comunicación”.

Foxx dijo que él estuvo entre los cientos de pasajeros que quedaron atrapados en un avión en la pista, sin poder salir.

“Tremenda ineptitud aquí en el aeropuerto de Atlanta”, tuiteó Foxx, añadiendo que “no hay excusa para que no hayan tenido un sistema eléctrico de emergencia”.

La empresa eléctrica local, Georgia Power, pidió disculpas por los inconvenientes y agradeció a todos los pasajeros por su paciencia. Todos los servicios básicos han sido restaurados y se ha iniciado una investigación en torno a lo sucedido, tuiteó la empresa.

Todos los clientes de Delta que viajaban desde o hacia Atlanta pudieron cambiar sus vuelos, sin tener que pagar la multa usual de 200 dólares. La aerolínea aconsejó a los pasajeros abstenerse de recoger su equipaje el lunes debido a la congestión en la instalación.

Juan Rivera, de 46 años, llegó a Atlanta el domingo, haciendo escala en un viaje desde Huntsville, Alabama, hasta Newark, Nueva Jersey. Esperó a bordo de un avión en la pista por más de dos horas, hasta que se le dio permiso a los pasajeros para desembarcar al aeropuerto, que estaba totalmente a oscuras.

Regresó el lunes al aeropuerto pero no pudo reservar boleto para Newark, así que se le asignó un vuelo a Filadelfia para el lunes a la noche. Pese a que le quedaban 10 horas de espera, tenía una amplia sonrisa.

“Es que yo soy de Puerto Rico”, explicó, recordando que desde el huracán María en septiembre, miles de personas han tenido que vivir allí sin electricidad. “Esto no es nada comparado con lo que la gente tiene que soportar allá”.

____

Contribuyeron con esta nota los corresponsales de The Associated Press David Koenig en Dallas y Kate Brumback, Johnny Clark y Robert Ray in Atlanta.

AP RADIO
Update hourly