CIUDAD VICTORIA, México (AP) — El campus de una universidad privada del norte de México cerró por amenazas de muerte e intentos de extorsión por parte del crimen organizado y las autoridades del plantel trabajan en un plan de emergencia para ofrecer alternativas a los estudiantes.

"El campus se cerró en respuesta a una amenaza recibida por parte del crimen organizado que quería entrar a las instalaciones y si no tomaría represalias. Entonces hemos decidido cerrar el campus y retirar el personal de seguridad" dijo a The Associated Press Sophie Anaya, vicepresidenta de asuntos corporativos y comunicación de la privada Universidad Valle de Mexico.

"Tuvimos que poner anuncios en los perfiles de redes sociales del campus para alimentar a nuestra comunidad. El campus se cerró de golpe", dijo la portavoz.

Las autoridades de la casa de estudios, cerrada el 14 de enero, buscan así evitar una confrontación con los criminales que pueda derivar en consecuencias para sus empleados y estudiantes.

"Estamos trabajando en un plan de emergencia para ofrecer alternativas a nuestros estudiantes y garantizar que puedan continuar con sus estudios", dijo Anaya, que espera que la institución pueda ofrecer soluciones en un par de semanas a través de medios de comunicación electrónica.

La universidad, en la que están matriculados 700 estudiantes, pertenece a la empresa Laureate Universities con presencia en más de 20 países.

Se trata de la segunda ocasión en este año académico en que esa universidad debe suspender sus actividades en un campus del estado de Tamaulipas, azotado por la violencia del narcotráfico.

"En septiembre tuvimos el problema en el campus de Reynosa", dijo Anaya. "Pedimos ayuda de las autoridades que nos brindaron protección adicional para reanudar las clases pero esa protección adicional ya no está", explicó. "Allí seguimos con las clases pero obviamente con todos los focos encendidos", dijo.

Respecto al posible abandono de operaciones en Tamaulipas, Anaya afirmó: "es algo que no quisiéramos hacer".

No se trata de la única institución educativa con problemas en el estado, que desde hace varios años es escenario de una guerra territorial entre los carteles de Los Zetas y del Golfo.

José Guadalupe Rivera Martínez, director del campus en Reynosa de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, permanece desaparecido desde que un grupo de hombres armados se lo llevó de su casa el 26 de diciembre, informó Enrique Pérez Del Río, rector de esa institución. Según dijo su esposa a una televisora local, Rivera Martínez había recibido amenazas.

En tanto, el año pasado la Montessori American School de Ciudad Victoria, en el mismo estado, debió cerrar sus puertas debido a extorsiones por parte del crimen organizado.

Tamaulipas es el segundo estado mexicano en el que el gobierno federal anunció una intervención especial de la policía federal y el ejército por la creciente violencia.

El primero fue Michoacán, en el occidente del país, aterrorizado por el cartel de Los Caballeros Templarios y en el que nació el movimiento de las autodefensas, civiles armados que se levantaron contra el cártel. Después llegó Tamaulipas.