BRUSELAS (AP) — El presidente del Consejo Europeo criticó el martes mordazmente al mandatario estadounidense Donald Trump, exhortándolo a recordar quiénes son sus amigos cuando se reúna la próxima semana con el presidente ruso Vladimir Putin.

En la víspera de la cumbre de la OTAN, cuyo objetivo es exhibir la unidad de los países occidentales e intentar contrarrestar a Rusia, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo a Trump que “siempre vale la pena saber quién es tu amigo estratégico y quién es tu problema estratégico”.

OTAN intentará dar un frente unido durante la cumbre de dos días en su sede en Bruselas, a pesar de las discrepancias en torno a las decisiones de Trump de imponer tarifas comerciales, de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y de retirarse del acuerdo de París sobre protección del clima.

Es poco probable que la observación de Tusk, hecha durante la firma de una declaración conjunta entre la Unión Europea y la OTAN, con el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, sea la única retórica de ese tipo en estos próximos días.

“Estados Unidos no tiene y no tendrá un mejor aliado que Europa hoy en día”, dijo Tusk. “Los europeos gastan en defensa muchos más que Rusia y tanto como China”.

Trump ha criticado a sus aliados de la OTAN por no lograr gastar la meta de 2% del producto interno bruto en sus presupuestos de defensa nacional. “Preparándome para ir a Europa. Primera reunión - OTAN. Estados Unidos gasta mucho más que cualquier otro país para protegerlos”, tuiteó la mañana del martes.

El lunes, Trump tuiteó que los “países de OTAN deben pagar MÁS, Estados Unidos debe pagar MENOS. ¡Es muy injusto!”.

Tusk también exhortó a los miembros de la OTAN a aumentar su presupuesto de defensa como prometieron, pero negó la afirmación de Trump de que Washington hace todo el trabajo. "Señor presidente, por favor recuerde esto mañana cuando nos reunamos en la cumbre OTAN. Pero sobre todo, cuando se reúna con el presidente Putin en Helsinki” el 16 de julio, dijo Tusk.

___

Raf Casert en Bruselas y Jari Tanner en Helsinki contribuyeron a este despacho.