AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Cousins y Vikings enfrentan año clave con más ayuda ofensiva

September 5, 2019
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 9 de agosto de 2019, el quarterback de los Vikings de Minnesota, Kirk Cousins (8), se alista a lanzar un pase en la primera mitad de un juego de pretemporada de la NFL contra los Saints de Nueva Orleáns, en Nueva Orleáns. (AP Foto/Bill Feig, Archivo)
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 9 de agosto de 2019, el quarterback de los Vikings de Minnesota, Kirk Cousins (8), se alista a lanzar un pase en la primera mitad de un juego de pretemporada de la NFL contra los Saints de Nueva Orleáns, en Nueva Orleáns. (AP Foto/Bill Feig, Archivo)

EAGAN, Minnesota, EE.UU. (AP) — Un año después de firmar con Kirk Cousins un contrato totalmente garantizado, los Vikings de Minnesota podrían haberle dado a su quarterback incluso más armas para trabajar esta vez.

Esta campaña seguramente será clave para que Cousins y los Vikings se acerquen o alejen respecto de esa victoria elusiva en el Super Bowl.

“Soy prácticamente un quarterback de .500 hasta ahora en mi carrera, y no creo que es donde quiera estar”, dijo Cousins recientemente, en su reconocimiento más claro de que su debut con el uniforme púrpura no resultó tan bien como esperaban él y el equipo.

Registró una marca de 8-7-1 con la cual los Vikings no se clasificaron a los playoffs.

Estadísticamente, y analizando algunos tramos del calendario, Cousins sobresalió con creces. Su porcentaje de pases completos de 70,1 fue el 10mo mejor en la historia de la NFL. Superó las 4.000 yardas por pase por cuarto año consecutivo, produciendo el cuarto mayor total en la liga durante ese lapso. Su tasa de intercepciones de 1,7 por ciento fue la mejor de su carrera.

Sin embargo, contra los últimos cuatro rivales con calibre de postemporada que enfrentaron los Vikings, los resultados fueron derrotas ante Chicago dos veces, Nueva Inglaterra y Seattle. Y Cousins tuvo cuatro de sus seis peores ratings de pasador del 2018.

Cuando los Vikings perdieron su último encuentro de la campaña frente a los Bears, para quedar fuera de los playoffs, Cousins promedió cuatro yardas por intento de pase, su cifra más baja del año.

La ofensiva tuvo varias debilidades, algo que Cousins no podía controlar. Pero su actuación en la primera edición de su contrato por 84 millones de dólares tampoco fue suficientemente fuerte para justificarlos.

Por lo tanto los Vikings se propusieron hacer a Cousins más exitoso esta temporada, contratando al exentrenador en jefe de la NFL, Gary Kubiak, como un consejero luego de designar a Kevin Stefanski como coordinador ofensivo.

Al nuevo entrenador de la línea ofensiva, Rick Dennison, compañero de Kubiak por mucho tiempo, también le fue entregado el título de coordinador del juego terrestre para impulsar un área crítica que fracasó el año pasado en la tarea de quitarle presión a Cousins, literal y figurativamente.

El centro Garrett Bradbury y el tight end Irv Smith Jr. fueron sus primeras dos selecciones en el draft. Incluso el wide receiver Josh Doctson, un blanco familiar para Cousins durante su estadía en Washington, fue agregado esta semana.

“Si tenemos realmente un buen año, pero no juego muy bien, ¿eso significa que lo logré y estamos bien? Si tengo el mejor año que haya tenido y no ganamos, ¿eso significa que no soy bueno? No lo sé. Simplemente creo que ganar cuenta la historia, y si ganamos el resto tiende a resolverse por sí solo”, declaró Cousins el miércoles. “Necesito jugar bien de cualquier manera, ganemos o perdamos, y tengo que ganarme lo mío todos los días. Soy evaluado como todos los demás, y si no juego bien, ganemos o perdamos, no voy a estar aquí”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.