BANDUNG, Indonesia (AP) — En su último partido hace una semana, Son Heung-min se destacó para que Tottenham debutara con una victoria en la Liga Premier. En su última presentación con la camiseta de la selección de Corea del Sur, Son marcó un gol en la postrimería para la sorpresiva victoria ante el defensor del título Alemania en la fase de grupos del Mundial.

El delantero se encontró en un escenario muy distinto el viernes, cuando su debut en los Juegos Asiáticos acabó con una derrota 2-1 ante Malasia que le dejó avergonzando ante los 4.125 espectadores en las afueras de Bandung, la capital de la provincia de Java Occidental en Indonesia.

Tras recibir el permiso de Tottenham para conquistar una medalla de oro que le permita eludir el servicio militar obligatorio en su país, Son ingresó a los 57 minutos en el segundo partido de Corea del Sur en la etapa de grupos.

Su equipo perdía 2-0 tras un doblete de Safawi Rasid en el primer tiempo.

"Me siento avergonzado por esta inesperada derrota", dijo Son en coreano. "Los jugadores se lo tomaron a la ligera. Luego que los malayos anotaron sus dos goles, los jugadores quedaron petrificados".

Son tuvo unas cuantas buenas intervenciones pero, luego que Hwang Ui-jo descontó para Corea del Sur a los 87, remató desviado un tiro libre en el último minuto.

Una medalla de oro lo exentaría de 21 meses de servicio militar, obligación que de otra manera Son tendría que cumplir dentro de los próximos dos años. Ese es el tipo de compromiso que podría interrumpir su carrera futbolística.

Está en los Juegos Asiáticos en Indonesia como unos de los tres jugadores de mayor edad que pueden ser incluidos en la la selección surcoreana Sub23. También es uno de los cuatro mundialistas que fueron convocados para el torneo asiático, junto Hwang Hee-chan, Lee Seung-woo y el portero Jo Hyeon-woo.

El torneo de 25 equipos no es reconocido oficialmente por la FIFA, pero el Tottenham permitió que Son, de 26 años, saliera de Inglaterra después del triunfo por 2-1 en Newcastle.

Son disputa los Juegos Asiáticos porque su ex club Bayer Leverkusen no lo dio permiso, lo cual se suma a la presión que siente para llevarse el oro esta vez.

"Debí de haber controlado mejor el partido y ayudar a los jugadores (jóvenes) a serenarse. Siento una gran responsabilidad por eso", dijo Son.

El lunes, Corea del Sur completará la fase de grupos contra Kirgistán y necesitará ganar en grande para restaurar la confianza de cara a la fase de eliminación directa.

Malasia encabeza el Grupo E con dos triunfos y le lleva tres puntos de ventaja a Corea del Sur, que había comenzado su campaña arrasando 6-0 a Bahrein el miércoles. Los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros avanzarán a los octavos de final.