BUENOS AIRES (AP) — Boca Juniors, líder de la Superliga argentina, igualó el domingo 1-1 a domicilio con el escolta San Lorenzo y mantiene su ventaja de seis puntos en la cima de la Superliga argentina de fútbol.

La “final adelantada” quedó marcada por la polémica, tras la expulsión de dos jugadores del conjunto local.

El árbitro Silvio Trucco fue cuestionado por los hinchas de San Lorenzo, ya que Carlos Tevez estaba en offside en el gol de Boca. Las críticas arreciaron luego que no expulsó al colombiano Wilmar Barrios por una falta sobre Gabriel Rojas, que sí vio la roja. En el tiempo añadido, el “Xeneize” reclamó un penal en perjuicio de Emmanuel Mas.

Pese a no aprovechar su superioridad numérica, el empate fue un buen resultado para Boca, que suma 34 puntos por 28 de San Lorenzo, a 13 fechas del cierre del certamen.

En el estadio Nuevo Gasómetro, el “Santo” arrancó con el pie derecho: a los tres minutos, un remate de Rubén Botta desde fuera del área, tras desviarse en Leonardo Jara, se metió junto al palo derecho de Agustín Rossi para darle la ventaja al local.

A los 15, después que el capitán “xeneize” Pablo Pérez se resintiera de una lesión y fuera reemplazado, la visita logró la igualdad: una jugada preparada, a la salida de un córner, derivó en un centro de Jara y un cabezazo de Tevez –un paso adelantado-- que dio en el travesaño y se introdujo en el arco. Para el "Apache" significó su primer gol en su tercera etapa en Boca.

A poco de expirar el primer tiempo, una innecesaria falta sobre Tevez de Facundo Quignón, quien fue expulsado por doble amonestación, condicionó a San Lorenzo para el resto del partido.

De hecho, Boca arrancó con todo en el complemento, pero careció de juego y contundencia para quedarse con los tres puntos. El “Santo” también inquietó de contraataque y casi lo gana en el final a través del chileno Paulo Díaz.

Para entonces, el anfitrión estaba con dos hombres menos: Barrios y Rojas, previamente amonestados, chocaron a los 81 y ambos debieron ser expulsados. Sin embargo, la roja fue solo para Rojas. Pese a la inferioridad numérica, San Lorenzo aguantó el empate.

El cierre del programa dominical deparó una noche mágica de Lautaro Martínez, la nueva “joya” del fútbol argentino, para que Racing Club goleara 4-0 como local a Huracán.

El delantero de 20 años, pretendido por el Inter, marcó un “hat trick” bajo la atenta mirada en el estadio Juan Domingo Perón del entrenador de la selección argentina Jorge Sampaoli. El restante tanto de la “Academia” lo convirtió Lisandro López, de penal. Los hinchas locales pidieron que Martínez tenga un lugar en la lista para Rusia 2018.

Merced a su victoria, Racing se ubica en el 14to puesto, en tanto Huracán, que venía de ganarle a River Plate la fecha anterior y está sexto en la tabla, sigue comprometido con el promedio del descenso.

Con un doblete del colombiano Juan Ferney Otero –el primero de penal-, Estudiantes se quedó con los tres puntos ante Newell’s Old Boys, en un trepidante partido disputado en el Estadio Único de La Plata que se saldó con un 4-2.

Para el “Pincha” también marcaron Fernando Zuqui y Mariano Pavone, en tanto Brian Sarmiento –tras una floja respuesta del arquero Mariano Andújar- y Luis Leal convirtieron para la visita.

Arsenal, colista del torneo y en zona de descenso, igualó a cero como local con Gimnasia y Esgrima La Plata, en un cotejo chato y sin emociones.

La 14ª fecha se completará el lunes con los siguientes partidos: Chacarita-Vélez, Temperley-Talleres y San Martín (SJ)-Tigre.