BOGOTÁ (AP) — Ocho personas murieron y tres más resultaron heridas de gravedad en una zona de Norte de Santander, al noreste de Colombia, por un grupo de desconocidos que interrumpieron sorpresivamente en un sitio público disparando al personal que se encontraba en el lugar.

Según escribió el lunes el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, en su cuenta Twitter, el incidente ocurrió en el área de El Tarra y posiblemente obedeció a un enfrentamiento entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda criminal de Los Pelusos. Agregó que estos últimos habrían ingresado a un centro de salud.

Inicialmente Villegas informó de seis fallecidos, pero horas después la policía confirmó que se trataba de ocho víctimas.

En los últimos meses, ambos bandos se han enfrentado en la misma zona y todo indica que se disputan el territorio para controlar el narcotráfico.

La Defensoría del Pueblo también se pronunció sobre los hechos a través de Twitter y rechazó la violencia que se ha registrado en la zona. “A la región del Catatumbo, debe llegar la paz”.

El ejército y la policía informaron a The Associated Press que un grupo de sus hombres se desplazaron al lugar de los hechos para esclarecer quiénes fueron responsables y cuáles fueron los motivos de estos asesinatos.

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, también escribió a través de la misma red social. “Repudiamos asesinatos en El Tarra. Los principios de legalidad y justicia tienen que prevalecer en todos los rincones de país. Autoridades deben esclarecer quiénes son los responsables y capturarlos”.