AP NEWS
Related topics

Ecuador divulga notas que garantizan vida de Assange

April 15, 2019

QUITO (AP) — Ecuador divulgó el lunes tres notas diplomáticas en las que el gobierno de Gran Bretaña garantizó que el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, no sería extraditado a un país en el que pudiera ser condenado a la pena de muerte.

Mientras tanto, el gobierno denunció millones de ataque informáticos desde la semana pasada.

Las misivas, del 7 de marzo y 10 de agosto de 2018 y del 3 de abril de este año y suscritas por los ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson y Jeremy Hunt, confirmaron que, de acuerdo con la legislación británica, no se puede ordenar la extradición si la persona en cuestión está sujeta a la pena de muerte.

Una de las comunicaciones dice que “cuando se recibe una solicitud de extradición de un país donde el delito conlleva la pena de muerte, la ley de Gran Bretaña exige que la extradición no se puede ordenar a menos que el ministro de Estado haya recibido primero una garantía adecuada de ese país de que la pena de muerte no se impondrá o aplicará”.

Adicionalmente destacaron que, si el Ministro de Estado acepta una garantía como adecuada, la persona interesada puede solicitar permiso para apelar ante el Tribunal Superior, que examinará la esa garantía.

El 11 de abril el gobierno ecuatoriano le retiró el asilo que le había concedido al activista acusándolo de mal comportamiento, violencia hacia funcionarios de su embajada en Londres y de causar problemas con terceros Estados, por lo cual Assange quedó en manos de las autoridades británicas que lo juzgan por no respetar las condiciones de su libertad condicional.

Tras la salida de la embajada, Ecuador ha registrado 40 millones de ataques informáticos contra instituciones y sistemas estatales, pero en ningún caso ha habido robo de información, sino únicamente problemas menores, dijo el viceministro de Tecnologías de la Información, Patricio Real.

Añadió que el país ha pedido ayuda a países como Israel para enfrentar tales ataques, de una parte de los cuales se responsabiliza al grupo Anonymus.

El fundador de WikiLeaks era requerido en junio de 2012 por la justicia sueca para responder acusaciones de delitos sexuales cuando se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres, donde permaneció casi por siete años.