LIVERPOOL, Inglaterra (AP) — Ante el reciente debate sobre el dinero que el Manchester United de Jose Mourinho ha o no ha invertido, su mejor jugador en la actualidad podría ser uno por el que el club pagó casi nada.

United se enorgullece por el desarrollo de sus jugadores de fuerzas básicas y Jesse Lingard es el más reciente en brillar con el equipo grande.

Lingard anotó su séptimo gol en los últimos nueve partidos de la Liga Premier al asegurar un triunfo de United el lunes por 2-0 sobre Everton, lo que puso fin a una racha de tres empates seguidos del equipo que podría haberlo dejado fuera de la contienda por el título.

A sus 25 años, el delantero finalmente se está consolidando como un elemento regular del cuadro titular de United, mostrándose mucho más influyente y analítico que un Henrikh Mkhitaryan que ha perdido el puesto ante el goleador.

Lingard llegó a un acuerdo para jugar a nivel profesional con United en 2011 antes de pasar periodos a préstamo con Leicester, Birmingham, Brighton y Derby en las ligas inferiores de Inglaterra de 2012 a 2015. Al igual que Harry Kane con Tottenham, Lingard ha tomado un largo camino hasta su posición actual como una de las nuevas estrellas de la Premier.

"Estos chicos, o dan el salto o no lo dan", indicó el técnico Mourinho. "Una cosa es tener talento y otra es ser un muy buen jugador. Algunos futbolistas no son capaces de dar ese salto, algunos jugadores van de ser talentosos... a jugadores normales”.

Con el triunfo, United subió al segundo lugar, 12 puntos detrás de Manchester City _que el martes enfrenta a Watford.

En otro encuentro, Ragnar Klavan remató de cabeza a corta distancia a los cuatro minutos del tiempo de reposición para asegurar la victoria de Liverpool por 2-1 ante Burnley.

El defensor estonio definió en un pase del defensor bosnio Dejan Lovren en Turf Moor, sellando el tercer triunfo en fila de un Liverpool que se afianza al cuarto puesto de la tabla.

El senegalés Sadio Mane había roto cero a los 61 minutos con un potente disparo desde los límites del área para un Liverpool que se distanció a seis puntos del quinto lugar Arsenal.

El islandés Jóhann Berg Guðmundsson había empatado por Burnley a los 87.

Mientras que Mark Hughes se convirtió en el más reciente técnico en la Liga Premier en riesgo de ser despedido luego que su club Stoke cayó 1-0 como local ante Newcastle, dos días después de sufrir una goleada de 5-0 de parte del Chelsea cuando Hughes optó por darles descanso a sus delanteros titulares.

Los aficionados de Stoke abuchearon al equipo al final del encuentro y colgaron una pancarta con la frase "fuera Hughes" dentro del estadio.

Stoke sólo ha ganado dos partidos de los últimos 12 y se desplomó al 16to sitio, a dos puntos de la zona de descenso.

El español Ayoze Pérez anotó el único gol a los 73 minutos para la causa de Newcastle.

En otro juego, Riyad Mahrez anotó en el primer día del periodo de transferencias de invierno en una goleada de Leicester por 3-0 sobre Huddersfield, y los ganadores contaron por primera vez con el mediocampista portugués Adrien Silva.

Mahrez, que llegó al club a través de un canje en el verano, enfrió el encuentro antes que el argelino Islam Slimani anotara su primer gol en la Premier desde abril del año pasado y Marc Albrighton aportó el definitivo.

Mahrez y Slimani notaron en un lapso de siete minutos en el segundo tiempo en el estadio King Power para que Leicester pusiera fin a un bache de seis juegos sin ganar.

Leicester no extrañó al delantero lesionado Jamie Vardy, que presentó problemas de ingle y el timonel Claude Puel optó por no arriesgarlo. Slimani fue el reemplazo de Vardy.

En el otro partido del día, Callum Wilson anotó cerca del final para rescatar para Bournemouth un empate de 2-2 en casa de Brighton en un choque entre dos clubes de media tabla.