CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un tren que llevaba maíz se descarriló el jueves en un municipio del norte de la Ciudad de México, tras lo cual se volcó y aplastó parte de una casa ubicada al lado de las vías, causando la muerte de cinco personas, informaron las autoridades.

Aparentemente las víctimas fueron aplastadas mientras dormían antes del amanecer. De momento no está claro si murieron por los escombros de una pared que se vino abajo por el impacto, o por el tren mismo, o por la enorme cantidad de maíz que se esparció.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes indicó que el descarrilamiento está siendo investigado y que la sección de la vía estaba concesionada a la empresa Ferrocarril y Terminal del Valle, conocida como Ferrovalle. El tren era propiedad de Kansas City Southern de México.

A través de un comunicado, Ferrovalle informó que, de hecho, fueron dos vagones los que se descarrilaron y uno de ellos impactó contra dos viviendas. La empresa señaló que una sexta persona resultó herida y ya fue dada de alta del hospital.

Ferrovalle también señaló que se investiga la causa. Se sabe que en otras partes de México los ladrones colocan objetos sobre las vías para obligar a los trenes a detenerse y así robar su cargamento. Se desconoce si fue el caso en el accidente del jueves.

Fotos del lugar del incidente muestran las ruedas desprendidas del vagón, los rieles separados de los durmientes y un vagón desplomado que cayó hasta impactar con la vivienda.

En México suele haber casas construidas muy cerca de las vías férreas.