AP NEWS
Related topics

Mujica recibe a refugiados sirios en Uruguay

October 9, 2014
1 of 6
Varias personas dan la bienvenida a refugiados sirios que llegan en un autobús a la casa de los Hermanos Maristas en San José, en las afueras de Montevideo, Uruguay, el jueves 9 de octubre de 2014. El gobierno de Uruguay recibió el jueves al primer grupo de refugiados sirios que llegan al país sudamericano. Las autoridades dicen que los refugiados tomarán clases de español y costumbres locales, y que a los adultos ya se les ha garantizado empleo. (Foto AP/Matilde Campodonico)

MONTEVIDEO, Uruguay (AP) — Los primeros 42 refugiados sirios aceptados por el gobierno uruguayo llegaron el jueves a Montevideo y fueron recibidos en el aeropuerto por el presidente José Mujica tras un largo viaje.

Los sirios arribaron luego de un vuelo de más de 30 horas proveniente de Beirut, donde estaban refugiados debido a la guerra civil.

Según la página oficial de la presidencia uruguaya llegaron “con claros signos de cansancio por el largo viaje, pero con la alegría y la curiosidad marcada en sus rostros”. Agregó que fueron agasajados con galletitas, golosinas, pelotas de fútbol y juguetes para los menores.

Ayudado por un traductor, Mujica les dio la bienvenida, los saludó uno a uno y les hizo saber que Uruguay es un país cuya población mayoritariamente desciende de inmigrantes.

“No podemos parar una guerra, pero sí mitigar sus efectos”, dijo luego el presidente a la prensa.

Los refugiados sirios que llegaron el jueves componen cinco familias que viajaron acompañadas por el secretario de Derechos Humanos de Uruguay, Javier Miranda, y otros funcionarios. Cuatro de estas familias están integradas por un matrimonio y sus hijos, mientras que la restante está integrada por una mujer viuda y sus hijos. Todos profesan la religión musulmana en su vertiente sunnita, dijo Miranda a la prensa.

Los niños en edad escolar comenzarán a asistir en los próximos días a la Escuela Experimental, un centro educativo público en el barrio de Malvín. Para recibir a los niños sirios, los 469 alumnos de la escuela ya pintaron un mural alusivo a la paz y carteles bilingües en español y en árabe para señalar los baños. “Los maestros y los niños han tomado esta experiencia con mucho entusiasmo y emoción. Será un antes y un después para todos nosotros”, dijo a la Associated Press la directora, Laura Beytía.

Tras terminar los trámites en el aeropuerto, los sirios fueron llevados a su nuevo hogar, una residencia de los Hermanos Maristas, una congregación religiosa católica, ubicada en las afueras de la capital uruguaya. Allí vivirán los próximos dos meses, mientras reciben clases de español y se los instruye sobre las costumbres locales. Los vecinos de la zona los recibieron con aplausos y agitando banderas uruguayas. En el hogar marista los refugiados almorzaron con Mujica y los niños jugaron al fútbol bajo la lluvia que caía sobre Montevideo.

El canciller Luis Almagro señaló su satisfacción por la concreción del plan impulsado por su gobierno. “Esperamos que este remanso de paz y tranquilidad que es América Latina pueda servir como una referencia importante en materia de refugiados para aquellos que viven situaciones humanitarias de extrema urgencia”, dijo al retirarse del aeropuerto.

Varias organizaciones sociales han manifestado su voluntad de colaborar para que los sirios puedan adaptarse a su nueva vida y Miranda ha declarado a la prensa que todos los adultos ya tienen trabajo asegurado.

“Me parece muy bien que Uruguay reciba a esta gente y los ayude en lo que pueda, como en otra época otros países nos ayudaron a nosotros”, dijo a la Associated Press Adriana González, una empleada de 33 años, consultada sobre la llegada de estos refugiados.

Pero se declaró contraria a la llegada de prisioneros de Guantánamo, otra propuesta de Mujica.

William López, de 33 años, un cobrador que realiza su tarea recorriendo la ciudad en motocicleta, se mostró disgustado con la llegada de refugiados.

“Soy del Frente Amplio (el partido gobernante), pero creo que en esto el Pepe (el presidente Mujica) se equivoca. Nuestro país tiene demasiados problemas internos sin resolver como para andar trayendo refugiados de otros países, o presos de Guantánamo, como también quiere traer”.

En total, Uruguay se ha comprometido a recibir 120 refugiados sirios. El resto llegará en febrero de 2015, en fecha todavía no confirmada. Otros países sudamericanos como Brasil y Argentina han recibido a cifras mayores de desplazados por la guerra civil siria, pero Uruguay es el primer país del continente que se hace cargo de los costos del traslado de los refugiados y de un plan para conseguirles vivienda y trabajo.

En una rueda de prensa celebrada el jueves por la tarde en la sede de la presidencia uruguaya, el representante de Acnur José Samaniego y la encargada de la oficina en Uruguay de la Organización Internacional para las Migraciones, Alba Goycoechea, agradecieron al gobierno por el plan para recibir a los refugiados. “Es una importante iniciativa que representa un ejemplo para la región y el mundo”, dijo Goycoechea.

Miranda viajó al Líbano, donde se entrevistó con refugiados sirios preseleccionados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y luego seleccionó a los 120 elegidos.

La idea de recibir niños sirios fue lanzada en abril por Mujica, quien inicialmente dijo que le gustaría consultar al pueblo uruguayo al respecto, pero luego el proyecto avanzó sin pasar por el Parlamento.

Las encuestas de opinión pública indican que una amplia mayoría de los uruguayos apoya la llegada de los refugiados sirios. En cambio, la mayoría rechaza la llegada de presos de la cárcel de Guantánamo, donde Estados Unidos recluyó sin juicio a presuntos terroristas islámicos, otra idea del presidente Mujica.

Uruguay cuenta con una minúscula comunidad musulmana, estimada en no más de 300 personas. Hay una colectividad sirio-libanesa más numerosa, pero la mayor parte de sus integrantes son cristianos.

All contents © copyright 2019 The Associated Press.All rights reserved.