LONDRES (AP) — Idris Elba despertó las esperanzas de sus fans y después las destruyó.

El actor británico generó conjeturas de que sería el próximo James Bond al tuitear la semana pasada una selfie con la leyenda “mi nombre es Elba, Idris Elba”, parafraseando la famosa carta de presentación del agente 007.

Muchos fans de Elba han multiplicado los pedidos de que el astro de “The Wire” y “Luther” sea el primer Bond negro.

Pero luego Elba negó ser el sucesor de Daniel Craig en el papel. Preguntado por una periodista de la televisora británica ITV si estaba frente al próximo Bond, Elba respondió inmediatamente “no”.

Craig ha protagonizado cuatro películas de Bond y se dispone a regresar en “Bond 25”, que aún no tiene título.

El martes, Craig y los productores anunciaron que el director Danny Boyle había renunciado debido a “diferencias creativas”.