AP NEWS
Related topics

Supuesto asesino de entrenador mata a policías mexicanos

September 28, 2018

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un hombre, sospechoso por el asesinato del entrenador de un equipo juvenil de los Red Bulls de Nueva York, mató a tiros a dos agentes federales de México que trataban de detenerlo, lo que desencadenó una operación de búsqueda con agentes y soldados, que terminó horas después con su captura, informaron las autoridades el jueves.

Orlando Orea está acusado de homicidio en relación con la muerte de Michael Jones, de 25 años, ocurrida en Union Square, Manhattan, en el 2012. Jones trabajaba para la organización de los Red Bulls, club de la MLS.

La Procuraduría General de la República precisó que los agentes estaban el miércoles en el estado central de Puebla tratando de ejecutar una orden de extradición contra Orea cuando el sospechoso les disparó.

De acuerdo con la PGR, agentes estatales y federales, así como elementos de la Marina Armada, lanzaron una operación con apoyo aéreo para encontrar a Orea. Fue arrestado sin resistencia el jueves en una casa en el pueblo de Acatlán de Osorio, en Puebla. Tenía dos armas consigo, dijeron los funcionarios.

La Procuraduría no precisó si Orea podría ser enjuiciado primero en México por el asesinato de los detectives. México y Estados Unidos tienen un acuerdo según el cual un sospechoso puede ser enjuiciado en un país y extraditado para su proceso en otro, antes de cumplir una sentencia en cualquiera de las dos naciones.

La autopsia de Jones, quien era originario de Liverpool, Inglaterra, reveló que su cadáver tenía cortaduras en el cuello y torso. También le habían cortado una oreja.

Después del asesinato de Jones, Orea logró escapar apenas de Estados Unidos. Las autoridades dicen que compró un boleto a México en el 2012 poco antes de que lo incluyeran en la lista de personas que no podían salir del país.

Orea presuntamente pide perdón en una nota que dejó con su hermano en Nueva York. La policía ha dicho que parte de la nota reza: “Te quiero mucho muchacho. Espero que puedas perdonarme”. La misiva termina diciendo: “Lo siento”.

AP RADIO
Update hourly