BEIRUT (AP) — La organización internacional que monitorea armas químicas dijo el martes que enviará una misión investigadora la localidad de Siria donde se cree que ocurrió un ataque con gases durante el fin de semana, luego que el gobierno sirio y su aliado, Rusia, le pidieran que investigue las acusaciones.

En un comunicado, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) dijo que el equipo investigador está "preparándose para salir a Siria en breve".

No estuvo claro de inmediato si el anuncio evitaría las medidas militares que Estados Unidos podría tomar contra Siria. El presidente Donald Trump ha prometido responder con "fuerza" al ataque contra civiles perpetrado el sábado en la localidad de Douma, en los suburbios del oriente de Ghoutta, y prometió que Rusia _o cualquier otro país que sea hallado responsable_ "pagarán por lo que hicieron".

Trump canceló el martes sus planes para viajar a Sudamérica esta semana, prefiriendo quedarse en Estados Unidos para seguir la respuesta a los eventos en Siria.

Las fuerzas del gobierno de Siria estaban en alta alerta y tomaron precauciones en todo el país, temiendo que Estados Unidos vaya a atacar en respuesta al ataque perpetrado cerca de Damasco.

La OPAQ agregó que su secretariado técnico pidió al gobierno sirio que haga los arreglos necesarios para el envío de la misión investigadora. El grupo es el brazo práctico de la Convención de Armas Químicas de 1997, que fue firmado por 192 países miembros.

Siria se sumó como miembro en el 2013, como parte de un acuerdo moderado por Estados Unidos y Rusia tras un ataque químico en el oriente de Ghoutta que dejó cientos de muertos. Las fuerzas del gobierno negaron estar tras los ataques, pero fueron halladas ampliamente responsables.

Según activistas de la oposición siria y paramédicos, al menos 40 personas fallecieron por el ataque químico. El gobierno sirio y su aliado, Rusia, niegan haber perpetrado este ataque e incluso han puesto en duda que el ataque haya ocurrido.

El mismo martes, Siria invitó a la OPAQ a enviar una misión investigadora a Douma, el último bastión rebelde en los suburbios del oriente de Ghoutta. El ministerio de Exteriores dijo en un comunicado que el gobierno ayudará a la entidad con la investigación del presunto ataque.

El secretario general de la ONU Antonio Guterres dijo el martes que él está indignado por el ataque del reporte, y que el uso de armas químicas sería una violación de las leyes internacionales. También reafirmó su apoyo a la investigación de la OPAQ.

____

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Nataliya Vasilyeva desde Moscú, Nasser Karimi desde Teherán, y Geir Moulson desde Berlín.