SAO PAULO (AP) — El partido del presidente brasileño saliente Michel Temer ha elegido a su propio candidato presidencial por primera vez en 24 años.

El Movimiento Democrático Brasileño anunció el jueves que el ex ministro de Finanzas Henrique Meirelles, de 72 años, es su abanderado presidencial para los comicios de octubre.

El enorme partido de centro no suele contender con un candidato presidencial propio, por lo que puede formar coaliciones con facilidad con otros partidos, ejerciendo una influencia política crucial.

Temer fue elegido vicepresidente como compañero de fórmula de la candidata presidencial Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores, que fue destituida en 2016. El movimiento había apoyado a todos los gobiernos previos desde las elecciones de 1989.

Según una encuesta de junio del instituto Datafolha, Meirelles tiene un mínimo apoyo entre el electorado y Temer es el presidente más impopular en la historia de Brasil con un rechazo de más de 80%.

Cuando Meirelles fue ministro de Finanzas, la economía de Brasil se contrajo 3,6% en 2016, creció apenas 1% el año pasado y podría repetir la cifra en 2018, a pesar de sus propios pronósticos de una expansión de 3%.

Meirelles fue además gobernador del Banco Central de 2003 a 2010 en los dos periodos del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, cuando Brasil vivió una bonanza económica.

Da Silva encabeza las encuestas con un apoyo de más de 30%, pero las autoridades electorales posiblemente lo inhabiliten como candidato debido a su condena derivada de cargos de corrupción.

Aunque al menos otros cinco candidatos aventajan a Meirelles en la mayoría de las encuestas, Temer hizo un alarde de optimismo respecto del abanderado presidencial de su partido.

"Si pudimos hacer todo esto en dos años, imaginen lo que Meirelles puede hacer en cuatro, quizá ocho años", aseveró el presidente brasileño.

En 1994, cuando el Movimiento tuvo su último candidato presidencial, el exgobernador de Sao Paulo Orestes Quercia terminó en cuarto lugar con menos de 5% de los votos.

El partido gobierna más de un millar de ciudades, siete estados y, con 18 escaños, tiene la mayoría en el Senado. Es el segundo mayor partido en la cámara baja de Brasil con 50 diputados.

Meirelles no ha designado aún a su compañero de fórmula.