WASHINGTON (AP) — La directora de la Reserva Federal Janet Yellen dijo el miércoles que la economía estadounidense ha ganado fuerza este año, lo que posibilita a la Fed subir su principal tasa de interés, como está planeado.

El testimonio de Yellen en el Congreso fue un claro indicio de que la banca central se apresta a elevar la tasa por tercera vez este año cuando se reúna el 12 y 13 de diciembre. Yellen dijo que la economía ha seguido fuerte, pese a dos huracanes recientes. Dijo que aunque la inflación sigue crónicamente baja, ella piensa que eso es algo temporal.

La comparecencia de Yellen ante el Comité Económico Conjunto en el Capitolio pudiera ser su último testimonio en el Congreso como presidenta de la Fed. El presidente Donald Trump nominó al miembro de la junta de la Fed Jerome Powell para sucederla en el cargo.

"La expansión económica se basa crecientemente en todos los sectores y en gran parte de la economía global”, dijo Yellen. “Espero que, con ajustes graduales en la política monetaria, la economía continuará expandiéndose y el mercado laboral se fortalecerá más, estimulando un crecimiento más rápido de salarios e ingresos”.

La Fed mantuvo su tasa principal cerca de cero durante siete años, desde diciembre del 2008 hasta diciembre del 2015. Desde entonces la ha subido cuatro veces, incluyendo dos este año, en marzo y en junio.

"Continuamos esperando que incrementos graduales en la tasa de fondos federales serán apropiados para sostener un mercado laboral saludable y estabilizar la inflación alrededor de nuestro objetivo de 2%”, dijo.

Powell hizo declaraciones similares el martes en la audiencia para su confirmación en la Comisión Bancaria del Senado.

En su audiencia, Powell dijo que planeaba proseguir la política de Yellen de aumentos graduales de las tasas de interés, dado que la economía anda con paso firme y la tasa de desempleo es de apenas 4,1%, su punto más bajo en casi 17 años. Dijo que piensa que incluso con esos aumentos graduales _una acción que normalmente desacelera la economía_ la tasa de desempleo pudiera caer debajo de 4%.