AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Detienen a expresidente de Kirguistán tras choques violentos

August 8, 2019
1 of 2
Agentes antimotines tratan de frenar a partidarios del expresidente de Kirguistán, Almazbek Atambayev, cerca de su residencia en la localidad de Koi-Tash, el jueves 8 de agosto de 2019. Las personas trataban de evitar el arresto de Atambayev. (AP Foto/Vladimir Voronin)
1 of 2
Agentes antimotines tratan de frenar a partidarios del expresidente de Kirguistán, Almazbek Atambayev, cerca de su residencia en la localidad de Koi-Tash, el jueves 8 de agosto de 2019. Las personas trataban de evitar el arresto de Atambayev. (AP Foto/Vladimir Voronin)

MOSCÚ (AP) — La policía de Kirguistán arrestó el jueves al expresidente Almazbek Atambayev, luego de violentos enfrentamientos con sus partidarios, y un día después de que un operativo previo para detenerlo dejó un policía muerto y otras 79 personas heridas.

La violencia elevó la amenaza de nuevos disturbios en esta antigua república soviética fronteriza con China donde hay una base militar rusa. Los dos primeros presidentes de Kirguistán tras su independencia fueron derrocados por disturbios.

Atambayev _que estuvo en el cargo de 2011 a 2017_ acusó a su sucesor y alguna vez protegido Sooronbai Jeenbekov de fabricarle acusaciones criminales para acallar las críticas. El jueves hizo un llamado a sus partidarios para marchar en la capital Bishkek para exigir la renuncia de Jeenbekov.

El primer intento de la policía para arrestar a Atambayev en su residencia fracasó el miércoles por la noche después de que sus partidarios acudieron en su defensa y se enfrentaron a las fuerzas del orden. Un policía falleció en el hospital debido a las lesiones que recibió y 79 personas resultaron heridas, de acuerdo con fuentes oficiales.

Los partidarios del expresidente tomaron a seis policías como rehenes, pero los liberaron horas después.

La policía regresó en cantidades más grandes el jueves y utilizó cañones de agua y granadas de aturdimiento para abrirse paso y poder detener Atambayev. El exmandatario fue trasladado a la sede del Comité Estatal de Seguridad Nacional en la capital.

Aproximadamente 1.000 partidarios de Atambayev llegaron a Bishkek y trataron de manifestarse afuera de la oficina presidencial, pero la policía los dispersó rápidamente con gas lacrimógeno y granadas aturdidoras. La policía también reforzó los controles en la periferia de la ciudad y se enfrentó con otros simpatizantes de Atambayev que trataban de ingresar.

Los centros comerciales y otros negocios estuvieron cerrados el jueves, lo que reflejó el miedo que hay sobre un saqueo generalizado que esté acompañado de actos violentos.

Atambayev rechazó una serie de cargos, incluidos corrupción y expropiación de una propiedad, y los calificó como “absurdos”. Dijo que disparó varias veces cuando la policía fue a detenerlo el miércoles, añadiendo que “trató de no darle a nadie”.

Ante una sesión parlamentaria de emergencia convocada para discutir la crisis, Jeenbekov dijo que Atambayev debería enfrentar cargos por disparar contra la policía.

En tanto, Rusia, un aliado cercano de Kirguistán, pidió mesura.

El director de inteligencia extranjera de Rusia, Sergei Naryshkin, advirtió que las tensiones han alcanzado un “nivel peligroso” y la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, instó a las dos partes a mostrar “responsabilidad y sentido común”.

El exmandatario viajó el mes pasado a Rusia y se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin, en un aparente intento de conseguir su apoyo. Sin embargo, Putin declaró posteriormente que Rusia estaba comprometida a trabajar con Jeenbekov.

La violencia en Kirguistán se produjo un día antes de que los primeros ministros de los países miembros de la Comunidad Económica Euroasiática, un grupo encabezado por Rusia, se reúnan en el país. El primer ministro ruso Dmitry Medvedev dijo que discutiría la situación con los dirigentes de la nación y señaló que esperaba que las tensiones no repercutieran en la reunión.

“Sería muy malo si esos eventos provocan una inestabilidad política y económica en el país”, comentó a los reporteros rusos luego de llegar a Kirguistán. “Kirguistán ya ha agotado el límite de revoluciones para este siglo”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.