RÍO DE JANEIRO (AP) — En la lucha contra la delincuencia encabezada por los militares se han registrado violaciones a los derechos constitucionales en la ciudad de Río de Janeiro, denunció el viernes la defensoría pública local.

En un comunicado, la agencia lamentó la decisión del ejército de fotografiar y verificar las identificaciones de las personas cuando éstas entran en las zonas de los barrios pobres y cuando salen.

La constitución brasileña establece que la policía solo puede abordar a los civiles si existe razón objetiva para ello.

El gobierno dispuso el pasado fin de semana que el ejército asumiera el control de la seguridad con el propósito de frenar el incremento de la delincuencia en la ciudad, el principal destino turístico del país.