ATLANTA (AP) — La universidad Georgia Tech alertó a sus estudiantes a refugiarse en interiores debido a las protestas violentas en el campus la noche del lunes, después de que la policía mató a disparos a un alumno el fin de semana.

El estudiante había llamado al número de emergencias 911 para reportar a una persona sospechosa armada y posiblemente intoxicada, que encajaba con su descripción física.

La policía del campus mató a Scout Schultz, de 21 años, de quien dijeron que avanzaba hacia los agentes con un cuchillo en la mano. Schultz se rehusó a arrojar el cuchillo y siguió caminando hacia los policías la noche del sábado, de acuerdo con un comunicado del Buró de Investigaciones de Georgia (GBI por sus iniciales en inglés).

“Los agentes realizaron varias órdenes verbales e intentaron hablar con (Schultz), quien no cooperó ni cumplió con las órdenes de los agentes”, se lee en el comunicado de la agencia. Schultz “siguió avanzando hacia los agentes con el cuchillo”.

Tras la vigilia nocturna el lunes, la universidad emitió una alerta a través de su sistema de emergencia, pidiendo a las personas que buscaran refugio y cerraran puertas y ventanas debido a protestas violentas. Un video publicado en redes sociales muestra un auto policiaco en llamas y varios policías sometiendo a personas contra el suelo.

Los investigadores han determinado que Schultz fue el que llamó a la policía de Georgia Tech para reportar a una persona sospechosa en el campus, dijo la portavoz del GBI, Nelly Miles, en un comunicado vía correo electrónico.

“En la llamada, Schultz describe a la persona como un hombre blanco de cabello rubio y largo, con camiseta blanca y pantalones de mezclilla y que posiblemente está intoxicado. Sostiene un cuchillo y posiblemente lleve una pistola en la cadera”, dijo Miles, quien añadió que en la habitación del dormitorio de Schultz se encontraron tres notas de suicidio.

___

El periodista de Associated Press Jeff Martin contribuyó con este despacho.