SRINAGAR, India (AP) — Por primera vez en cinco décadas sonaron las campanas en la iglesia católica más grande del sector indio de Cachemira.

Miembros de la pequeña comunidad cristiana de Srinagar acudieron a la Iglesia de la Sagrada Familia, que tiene 120 años de antigüedad, para celebrar la adquisición de la nueva campaña, que pesa 105 kilos (231 libras).

La iglesia perdió su campana original hace 50 años en medio de un incendio intencional. Según testigos, el incendio fue provocado por fanáticos que estaban furiosos por la guerra en el Medio Oriente de 1967.

En ese suceso la campana quedó sumamente dañada, dijo Sydney Rath, uno de los feligreses. Por muchos años la iglesia no tuvo campana “porque la comunidad no tenía los recursos para comprar una”.

Rath dijo que una familia que es miembro de la comunidad donó el dinero para comprar la nueva campana.

En el evento había familias de otras religiones, inclusive musulmanes e hindúes.