BRUSELAS (AP) — Una alcaldesa belga ha prohibido al dirigente ultraderechista Geert Wilders y al político antiinmigrante Filip Dewinter realizar un acto en el barrio de Molenbeek, Bruselas, donde la mayoría de los habitantes son musulmanes.

Francoise Schepmans dijo que los dos políticos habían descrito su visita del viernes a Molenbeek como un “safari islámico” a la “capital yihadista de Europa”.

Añadió que no puede permitir la realización del acto porque se trata de “evitar cualquier amenaza previsible al orden y la paz pública”.

Algunos de los extremistas vinculados con las masacres en París en noviembre de 2015 y los ataques suicidas al aerpuerto y el metro de Bruselas en marzo de 2016 vivían en Molenbeek o pasaron por allí.

La policía y el ejército belgas están en alerta desde hace casi dos años.