HOUSTON (AP) — Bob McNair, presidente y director ejecutivo de los Texans de Houston, ofreció disculpas el viernes luego que un artículo reveló sus polémicas declaraciones durante una reunión de dueños de equipos de la NFL sobre el caso de jugadores que se arrodillan en protesta durante el himno nacional.

"No podemos dejar que los reos dirijan la prisión", dijo McNair, quien se dijo arrepentido de haber usado tal expresión.

El ejecutivo aseguró que su comentario "no se refería a nuestros jugadores".

"Usé un sentido figurado que nunca se debería tomar literalmente", aseguró McNair. "Yo nunca calificaría a nuestros jugadores de nuestra liga de esa manera y me disculpo con todos aquellos que se hayan ofendido".

El tackle Duane Brown, de los Texans, dijo a los reporteros que se sentía "asqueado" por las palabras de McNair.

"Creo que los comentarios fueron irrespetuosos, pienso que eso fue ignorante, pienso que eso fue vergonzoso", señaló Brown. "Pienso que molestó a muchos jugadores, incluyéndome. Damos nuestros cuerpos y mentes cada vez que pisamos el campo. Usar una analogía de reos en una prisión, yo diría que es irrespetuoso".

Al coach Bill O'Brien se le preguntó sobre la situación, pero no quiso entrar en detalles al respecto mientras su equipo se prepara para enfrentar a los Seahawks.

"Ha sido abordado", afirmó. "En realidad estoy aquí para hablar sobre Seattle. Estoy 100% con estos jugadores. Nuestro cuerpo de entrenadores respalda al 100% a estos jugadores. Si tienen preguntas sobre Seattle, por eso que es que estoy aquí, con todo respeto, y hay mucho respeto aquí. Sólo quiero enfocarme en Seattle. Pienso que eso es lo que nuestro equipo trata de hacer".

El comentario fue publicado en un artículo de ESPN The Magazine sobre las reuniones recientes de dos días que sostuvieron los dueños, jugadores y otras personas para discutir las protestas que han generado la ira del presidente Donald Trump.

Varios jugadores, siguiendo la pauta del ex quarterback de la NFL Colin Kaepernick, aseguraron que se arrodillan para protestar por la injusticia social, particularmente contra afroestadounidenses. Trump ha criticado duramente las protestas, ha insultado a los jugadores e incluso ha pedido a los dueños de los equipos que despidan a quienes participen en la protesta.

Las reuniones de este mes no causaron ningún cambio de política que exigiera a los jugadores mantenerse de pie para escuchar el himno.

El wide receiver DeAndre Hopkins no se presentó a los entrenamientos el viernes en medio de reportes de que se fue a causa de los comentarios de McNair. O'Brien se limitó a informar que el jugador se tomó el día libre por motivos personales.