CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — Varios astronautas salieron el viernes a una caminata con la que esperan concluir meses de trabajo de reparación del brazo robot de la Estación Espacial Internacional.

El astronauta de la NASA Mark Vande Hei y el japonés Norishige Kanai emergieron del complejo orbital al salir el sol sobre la costa occidental de Perú, 400 kilómetros (250 millas) abajo.

Las dos manos mecánicas del brazo robot de casi 18 metros (58 pies) fueron reemplazadas durante caminatas espaciales en octubre y enero. El trabajo del viernes consistió en traer las manos viejas al interior de la estación para que pueda ser devuelta a la Tierra, donde será renovada para luego ser transportada de vuelta a la base orbital. La otra mano será colocada en un lugar de almacenamiento a largo plazo en el exterior de la estación.

Se suponía que para estas fechas ya debía haberse completado la reparación del brazo mecánico, pero el último paseo espacial de la serie fue pospuesto debido a complicaciones con la mano robot que se instaló el mes pasado. Otros retrasos se debieron a la llegada tardía esta semana de una nave rusa de suministro.

Se trata del primer paseo espacial para Kanai, un cirujano y ex oficial médico de buceo que llegó a la estación espacial en diciembre. Para Vande Hei fue su cuarta caminata espacial. Regresará a la Tierra a fin de este mes.

Otros cuatro hombres viven actualmente en la estación espacial.