SAMARA, Rusia (AP) — Gareth Southgate reconoció que la selección inglesa ha subestimado históricamente a Suecia y ha pagado a menudo las consecuencias. Así que desea mostrar que la lección está aprendida el sábado, cuando ambos equipos choquen en un duelo de cuartos de final de la Copa del Mundo.

El comentario del estratega inglés llama la atención. Muchos consideran que condujo intencionalmente a Inglaterra hacia una parte del cuadro del Mundial que incluía rivales aparentemente más débiles.

Ahora, quiere dejar claro que entiende las dificultades del compromiso en Samara por el pase a la semifinal, donde enfrentaría al ganador del partido entre Rusia y Croacia.

El entrenador inglés usó a un grupo de jugadores de reserva en el último partido de la fase de grupos, que Inglaterra perdió 1-0 contra Bélgica. Después de que los dos equipos avanzaron a octavos de final, Bélgica se enfrentaba el viernes al favorito Brasil, mientras que Inglaterra tendrá en el partido contra Suecia un rival que generaría mucho menos respeto.

Pero está claro que Suecia llegó hasta aquí por sus propios méritos, jugando un fútbol inteligente y colectivo.

"Suecia es un equipo que respeto enormemente”, dijo Southgate. “Sabemos que no tenemos un buen récord en contra de ellos, creo que siempre los hemos subestimado. Tienen buenos jugadores, y tienen una forma clara de jugar. Son un equipo sangrientamente difícil de enfrentar”.

Inglaterra y Suecia se han enfrentado dos ocasiones anteriores en un Mundial: un empate 2-2 en el 2006 y otro 1-1 en el 2002. En total, Inglaterra ha ganado solo dos de los últimos 15 encuentros.

El último duelo fue un amistoso en el 2012, cuando el astro Zlatan Ibrahimovic anotó cuatro veces para la victoria 4-2 de los suecos en Estocolmo. Ibrahimovic está ahora retirado del futbol internacional. Y aunque Suecia ha construido una fuerte identidad a través de su sólida defensa, su capacidad de ataque sin Zlatan no infunde mucho temor.

Los ingleses vienen de un tenso pero eufórico triunfo en los octavos de final contra Colombia. Tras el gol de la selección colombiana en los descuentos, que forzó un empate 1-1, Inglaterra finalmente ganó el encuentro 4-3 en los tiros penales.

Fue un gran impulso para una Inglaterra que desde 1990 había sido eliminada por penales en tres mundiales.

Harry Kane, el hasta ahora goleador de Rusia con seis dianas, dijo que el joven equipo inglés aprendió mucho en ese duro partido contra Colombia.

“Demuestra nuestra unidad, demuestra nuestro carácter”, consideró. "Lo hemos hablado antes, pero estos son los momentos donde realmente lo ves”.

Inglaterra terminó segunda en su grupo, detrás de Bélgica. La fase de grupos tuvo uno de sus momentos más brillantes cuando Kane anotó un triplete en la paliza de 6-1 contra Panamá, debutante en los mundiales.

Fabián Delph estará de regreso con el equipo después de un viaje relámpago a Inglaterra para estar presente para el nacimiento de su hija. Delph dejó la concentración después del partido contra Belgica y se perdió el encuentro contra Colombia.

Los ingleses se coronaron campeones del mundo en 1966 y no han logrado llegar a las semifinales desde 1990.

Suecia no había ganado un solo encuentro de eliminación directa desde Estados Unidos 1994, cuando sorprendió con el cuarto puesto. Su mejor papel histórico fue la final que perdió como anfitriona en 1958, frente a Brasil y un adolescente llamado Pelé.  

El defensor Mikael Lustig se perderá el partido del sábado contra Inglaterra por una acumulación de tarjetas amarillas. Los suecos tendrán de regreso al mediocampista Sebastian Larsson y se espera que sea incluido en el once inicial.

Suecia ha usado su solidez defensiva y largos balones en profundidad como sus escasas pero efectivas armas para avanzar en Rusia. Fue con esos recursos que los escandinavos vencieron a Corea del Sur, y golearon a México, aunque perdieron contra Alemania en la fase de grupos.

Terminaron primeros de su grupo y le ganaron a Suiza 1-0 en los octavos de final.

El entrenador Janne Andersson dijo el viernes que todos los jugadores de su equipo están en condiciones para jugar el sábado. Aunque no espera ninguna sorpresa respecto de la estrategia que ha venido usando en partidos anteriores, Andersson dijo que tendrán que estar preparados en todas las líneas.

“Por primera vez tendremos un país que está a la par nuestra en las pelotas paradas”, dijo en conferencia de prensa.

En los últimos días a Andersson se le había preguntado si Suecia era subestimada durante el Mundial.

"Creo que tendrán que hacerle esa pregunta a los otros”, dijo Andersson. Sabemos que somos un buen equipo. Nos hemos ganado nuestro éxito y sabemos cómo llegamos tan lejos. Lo que los otros equipos y otros países piensen acerca de eso no es tremendamente interesante para nosotros”.

___

El periodista de deportes de la Associated Press Steve Douglas en San Petersburgo contribuyó con este despacho.