KANSAS CITY, Missouri, EE.UU. (AP) — Un hombre sin hogar se tomó unas fotografías con el cadáver de su esposa, junto con su hijo y su bebé recién nacido, y luego descuartizó su cuerpo en un cuarto de hotel en Kansas City, según con registros de la corte.

Justin Rey, de 35 años, que fue detenido el mes pasado luego de que lo hallaron con los restos del cuerpo en una bodega en Kansas, fue encausado el miércoles por abandonar un cadáver y por poner en peligro a menores en el condado Jackson, en Missouri. Está encarcelado con una fianza de un millón de dólares en el condado Johnson, en Kansas, bajo cargos de poner en peligro a menores.

Rey le dijo a la policía que su esposa, Jessica Monteiro Rey, falleció tras dar a luz el 20 de octubre y que dos días después la descuartizó en una tina de baño mientras los niños estaban presentes. Rey colocó algunas partes del cuerpo de su esposa en una hielera grande, según escribió un detective de la policía de Kansas City en el comunicado de causa probable. Utilizó una estufa para hervir partes que no cabían en la hielera y algunas de ellas las tiró al inodoro, se afirma en el comunicado.

La administración del hotel dijo que Rey trató de hacerse pasar por una mujer cuando llamó a la recepción para dejar la habitación el 23 de octubre. Las grabaciones de las cámaras de seguridad lo mostraron mientras jalaba una hielera roja con una bolsa negra encima a través del hotel, y al mismo tiempo empujaba un coche de niño con un niño pequeño que caminaba a su lado.

La policía halló los restos de la mujer el 24 de octubre dentro de una hielera y una bolsa en una instalación para mudanzas y almacenamiento de la empresa U-Haul cerca de la ciudad de Lenexa, Kansas, luego de que Rey durmiera ahí con los niños. Los socorristas revisaron a los pequeños, quienes posteriormente fueron trasladados a un hospital. La declaración jurada señaló que el bebé no portaba una vestimenta adecuada y tenía una infección en los ojos.