KABUL (AP) — El general del ejército de Estados Unidos Austin Miller asumió el domingo el mando de la misión que desempeñan 41 naciones de la OTAN en Afganistán.

Miller tomó el testigo del general John Nicholson, quien ocupó el cargo durante más de dos años, en un acto al que asistieron altos cargos afganos y embajadores extranjeros.

El traspaso de poderes se produce en un momento en que las fuerzas afganas atraviesan problemas para contener a unos resurgidos talibanes y a una filial del grupo extremista Estado Islámico cada vez más poderosa. Los talibanes controlan varios distritos en todo el país y ambas milicias perpetraron una incesante oleada de ataques en los últimos meses.

La misión de la OTAN comenzó con la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó a los talibanes tras los ataques del 11 de septiembre. Washington y la Alianza finalizaron formalmente su misión de combate en 2014 pero siguen asistiendo de forma rutinaria a las fuerzas afganas.