WASHINGTON (AP) — Ivanka Trump dijo en una entrevista transmitida el lunes que le cree a su padre, el presidente Donald Trump, en lo que respecta a rechazar las denuncias de acoso sexual que mujeres han hecho en su contra. Destacó que las preguntas a ella sobre ese tema son “bastante inapropiadas”.

Trump funge como asesora senior de la presidencia y encabezó a la delegación estadounidense en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang. Hizo los comentarios durante una entrevista transmitida el lunes en la cadena NBC.

Cuando le preguntaron sobre las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra el presidente, Ivanka Trump respondió: “Creo que es una pregunta bastante inapropiada para hacerle a una hija sobre si ella cree en lo dicho por las acusadoras de su padre, cuando él ha afirmado que no son ciertas”.

“Creo en mi padre, lo conozco. Pienso que tengo el derecho, como hija, de creer en mi padre”, indicó Trump.

El presidente ha negado las acusaciones de conducta inapropiada.

Su hija se promueve como una defensora de las mujeres y de las familias dentro del gobierno, un papel que ha venido con desafíos y cálculos únicos, dadas las acusaciones contra su padre y por algunos comentarios de él sobre las mujeres.

Ivanka Trump jugó un rol diplomático durante su visita a los Juegos Olímpicos, al visitar la Casa Azul en Seúl antes de dirigirse a Pyeongchang. En comentarios, la hija dijo que viajó a Corea del Sur para celebrar los Olímpicos y para reafirmar el compromiso estadounidense con una “campaña de máxima presión para asegurar que la península de Corea esté desnuclearizada”.