AP NEWS
Related topics

Bolton fustiga a Maduro y el uso de personal militar ruso

March 29, 2019
En esta foto de archivo del 5 de marzo de 2019, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, se ajusta las gafas antes de una entrevista en la Casa Blanca en Washington. (AP Foto/Jacquelyn Martin, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump fustigó el viernes al presidente venezolano Nicolás Maduro diciendo que está usando militares extranjeros para mantenerse en el poder y volvió a advertir a Rusia que no se involucre.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, junto con el enviado especial de Estados Unidos en Venezuela, Elliott Abrams, dijeron que la presencia militar de Rusia en Venezuela es desestabilizadora en medio de la crisis política y económica del país.

“Aconsejamos enérgicamente a actores externos en el hemisferio occidental contra el despliegue de bienes militares a Venezuela o cualquier otra parte del hemisferio, con la intención de establecer y expandir operativos militares”, dijo Bolton en un comunicado publicado por la Casa Blanca.

Hizo los comentarios mientras Estados Unidos intenta presionar a Maduro para que ceda el poder, argumentado que su reelección del año pasado fue ilegítima. El gobierno de Trump se ha unido a otros 50 países para reconocer al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino.

En días recientes, las autoridades estadounidenses han advertido más enfáticamente a Rusia que no involucre a su ejército tras la llegada a Caracas de aviones militares rusos con personal y cargamento.

Después de publicarse el comunicado de Bolton, Abrams dijo a la prensa en el Departamento de Estado que Estados Unidos calcula que hay unos 100 militares rusos en Venezuela, trabajando principalmente con los sistemas de defensa aéreos S-300 que la nación sudamericana le compró a Rusia, que se pudieron haber dañado por los amplios apagones recientes.

Abrams agregó que también es preocupante la presencia de varios miles de cubanos, principalmente en los servicios de inteligencia de Venezuela. “Su presencia es extremadamente perniciosa, lo mismo diría de la presencia rusa”, agregó.