SANTIAGO DE CHILE (AP) — Panfletos contra la visita del papa Francisco a la conflictiva zona indígena de La Araucanía aparecieron el viernes tras un nuevo ataque incendiario que destruyó un autobús del transporte público, informó la policía de Chile.

El atentado se registró en la zona de Pidima, 600 kilómetros al sur de Santiago, y los autores -que estaban encapuchados- lograron huir de la policía.

“Fuego a las iglesias. No eres bienvenido en La Araucanía papa Francisco”, se lee en los manuscritos que aparecieron en el lugar junto con otros en los que se exige la libertad de mapuches acusados de diversos ataques en la zona.

El papa visitará el 17 de enero Temuco, 700 kilómetros al sur de Santiago, donde realizará una misa masiva en una base aérea y después se acercará al área urbana.

En La Araucanía reside la mayor proporción de los 700.000 mapuches -sobre una población total de 17,3 millones de personas-. En su mayoría viven en la pobreza organizados en unas 2.000 comunidades que han recibido pequeñas porciones de terreno. Pero unos 200 grupos reclaman recuperar las que consideran sus tierras ancestrales.