AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

España celebra Corpus Christi con fiesta pecados y danzantes

Por BERNAT ARMANGUEJune 22, 2019
1 of 14
Retrato del jueves 20 de junio de 2019 de un miembro de la “Hermandad del Santísimo Sacramento Pecados y Danzantes” durante una procesión como parte de las celebraciones de Corpus Christi en Camuñas, España. (AP Foto/Bernat Armangue)
1 of 14
Retrato del jueves 20 de junio de 2019 de un miembro de la “Hermandad del Santísimo Sacramento Pecados y Danzantes” durante una procesión como parte de las celebraciones de Corpus Christi en Camuñas, España. (AP Foto/Bernat Armangue)

CAMUÑAS, España (AP) — Llegó el momento de los festejos del Corpus Christi en España y el pueblo de Camuñas huele a romero.

Cada año, los miembros de una hermandad católica local dedicada a la original celebración eucarística del pueblo llamada “Pecados y danzantes”, salen a las calles en coloridos atuendos y caretas elaboradas en casa que intensifican el ambiente anárquico carnavalesco.

Los origines de las festividades en Camuñas, en el centro de España, son un poco oscuros, pero comenzaron en algún momento de la Edad Media. El ritual disfruta su renacimiento después de que se prohibiera entre 1947 y 1962 bajo la dictadura del general Francisco Franco, quien lo consideraba pagano e irrespetuoso hacia la Iglesia.

En el primer día de procesión se glorifica el poder de la redención y reúne a dos grupos que la hermandad ha dividido en pecados y danzantes.

Ambos se unen para llevar una pequeña estatua de Cristo a la iglesia en donde se celebra la misa. Los pecadores corren y se arrodillan ante Cristo para pedirle que redima sus pecados.

Pero al día siguiente, los pecadores regresan y en esta ocasión marchan solos, bebiendo, haciendo chistes lascivos y gastando bromas inofensivas entre ellos. Llevan una carreta en la que transportan a un hermano que porta una mitra de obispo y poco después la encienden, mientras otro es atado a un árbol y un tercero tiene las piernas atadas. Se lanzan huevos y se rocía con agua a los espectadores, algunos probablemente muy desconcertados.

La culminación de la procesión exclusiva de los pecadores termina cuando simbólicamente cuelgan a los cuatro en horcas. En un juicio público, los cuatro malhechores reciben la oportunidad de arrepentirse, pero se niegan y son enviados a la horca en una parodia de ejecución de la Inquisición española.

Y durante todo el proceso, hay un agradable olor al romero que los aldeanos esparcen en el camino.

___

Joseph Wilson en Barcelona, España, contribuyó a este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.