KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Personal de rescate encontró el lunes dos cuerpos más que quedaron enterrados por el deslave en una zona de construcción de Malasia, lo que eleva el saldo de muertos a 11 personas.

El funcionario de bomberos y rescate, Rizuan Ramli, dijo que se recuperó el cuerpo de un bangladesí, pero que los rescatistas aún intentaban acceder al cadáver de un malayo que está enterrado bajo los escombros.

El alud se registró el sábado en una ladera de la zona en la que se construyen dos edificios residenciales de 49 pisos, en el estado de Penang, un popular destino turístico en el norte del país.

Tres de los 14 trabajadores sobrevivieron al deslave. Las otras víctimas eran originarias de China, Pakistán, Indonesia, Myanmar y Bangladesh.

El proyecto de construcción está bajo investigación después de que las autoridades afirmaron que no contaba con la aprobación del gobierno debido a su cercanía con una cantera de granito.