MADRID (AP) — El cesado presidente de Cataluña, que busca recuperar su puesto al frente del gobierno regional, dijo el viernes que las nuevas tecnologías le permitirían gobernar desde Bélgica, a donde huyó en octubre.

Carles Puigdemont habló con la radio pública catalana desde Bruselas, a donde se marchó cuando la justicia española investigaba su papel en un intento frustrado de proclamar la independencia de la región.

La afrenta secesionista llevó al gobierno central de Madrid a cesar en pleno al ejecutivo catalán y a convocar elecciones anticipadas en la región nororiental. Los comicios dieron una ligera mayoría parlamentaria a los independentistas.

Pero con los miembros del depuesto ejecutivo regional bajo investigación, encarcelados o huidos a Bruselas y enfrentándose a su detención si regresan al país, el nuevo órgano de gobierno del parlamento catalán debe decidir antes de finales de mes si permite la reelección de Puigdemont a través de un delegado.

El gobierno de Madrid declaró que impedirá la reelección de Puigdemont llevando el caso a los tribunales si fuese necesario.