SAN JUAN (AP) — El gobierno de Puerto Rico logró una importante victoria en las cortes cuando una jueza federal rechazó el lunes el nombramiento de un ex oficial de las fuerzas armadas para supervisar la compañía eléctrica local.

La junta federal de control fiscal que supervisa las finanzas de Puerto Rico pretendía que el coronel retirado de la Fuerza Aérea Noel Zamot supervisara la reconstrucción y operaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica después de que el huracán María dejó sin luz a toda la isla el 20 de septiembre. La empresa eléctrica enfrenta acusaciones de mala administración y actualmente genera solo 48% de su nivel normal de energía casi dos meses después de los embates de la tormenta categoría 4.

La jueza federal Laura Taylor Swain dijo en su fallo que la Junta de Supervisión y Administración Financiera no puede asumir el control unilateral de agencias gubernamentales en la isla.

El fallo supone una victoria importante para el gobierno de Ricardo Rosselló y otros que han argumentado que ningún funcionario independiente debe supervisar una agencia local gubernamental.

“Nuestra posición queda validada y se reconoce que la administración y la gestión pública de Puerto Rico permanece con el gobierno democráticamente electo”, declaró el gobernador Rosselló.

Se desconoce de momento si la junta de supervisión tiene intención de apelar el fallo. El portavoz de la junta, José Luis Cedeño, no respondió a una solicitud de The Associated Press para que hiciera declaraciones al respecto.

El fallo fue emitido en momentos en que Puerto Rico pasa apuros para recuperarse de las secuelas de María y mientras muchas personas continúan sin electricidad después de que la tormenta azotara la isla con vientos de casi 248 kph (154 mph), en lo que representa el apagón más larga en la historia de Estados Unidos.

La Autoridad de Energía Eléctrica tiene deudas por 9.000 millones de dólares y continúa bajo supervisión después de que suscribió un contrato por 300 millones de dólares con la firma Whitefish Energy Holdings, con sede en Montana. El contrato fue cancelado el 29 de octubre a solicitud de Rosselló pero está siendo auditado a nivel federal y local. Rosselló y el director de la compañía eléctrica, Ricardo Ramos, tienen previsto testificar el martes ante la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos.

El economista Vicente Feliciano dijo el lunes que el fallo podría propiciar que los miembros de la junta federal de control cabildeen en el Congreso para lograr mayor autoridad sobre el gobierno de Puerto Rico en momentos en que intenta reestructurar parte de su deuda pública de 73.000 millones de dólares en medio de una recesión que ha durado 11 años.

“Es un fallo importante” afirmó Feliciano. “Sin duda marca una línea más clara en términos de facultades y responsabilidades tanto de la junta como del gobierno de Puerto Rico”.

Ambas partes han chocado en las últimas semanas después que la junta anunció que revisaría los contratos concertados por el gobierno local con valor de 10 millones de dólares o más.