AP NEWS
Related topics

Demora de aranceles de EEUU a China impulsa a los mercados

February 25, 2019
En esta imagen, tomada el 14 de febrero de 2019, camiones se mueven alrededor de contenedores de mercancías almacenados en un puerto en Qingdao, en la provincia de Shandong, en el este de China. (Chinatopix via AP)

BEIJING (AP) — La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de ampliar el plazo para subir los aranceles a las importaciones chinas generó un cauteloso optimismo en China el lunes y provocó una reacción positiva en los mercados financieros.

El índice Composite de Shanghái subió un 5,5% a su máximo desde el pasado verano luego de que Trump anunció que se realizaron “avances sustanciales” en las negociaciones del fin de semana acerca de la disputa por las políticas tecnológicas de China.

“Demoraré el aumento arancelario por parte de Estados Unidos ahora programado para el 1 de marzo”, dijo el mandatario estadounidense, agregando que si las negociaciones siguen progresando, se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping, en su complejo vacacional de Florida para finalizar un acuerdo.

Para el vicepresidente del Consejo Empresarial Estados Unidos-China, Jake Parker, la decisión de Trump fue un “signo positivo”.

“El anuncio (...) de que los aranceles no aumentarán parece indicar que hay un impulso suficiente, que creen que no necesitan aumentar los impuestos ahora”, apuntó Parker.

Muchos de los asuntos que están sobre la mesa son demasiado complejos para solventarse en el plazo de 90 días que los dos presidentes acordaron a principios de diciembre, agregó, “por lo que encontrar una forma en que las dos partes puedan llegar a algún tipo de acuerdo y entonces poner estos asuntos más complicados en un marco negociador a más largo plazo, debería tener un impacto muy positivo en la relación general”.

Trump había advertido que aumentaría los aranceles que impuso sobre 200.000 millones de dólares de importaciones chinas del actual 10% a un 25% si no se llegaba a un acuerdo. Estaba previsto que el incremento entrase en vigor a las 00:01 horas (hora del Este de Estados Unidos) del 2 marzo.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto enfrascadas en un conflicto por las acusaciones de Washington de que Beijing roba tecnología extranjera y obliga a las compañías a entregar sus secretos comerciales como parte de un intento enérgico para desafiar el dominio tecnológico de Estados Unidos.

La guerra comercial ha sacudido a los mercados y la noticia de la demora derivó en moderadas ganancias en toda Asia. Los precios de las acciones ya habían subido en las últimas semanas anticipando la posible decisión de Trump.

Washington sigue manteniendo aranceles adicionales a productos chinos valorados en miles de millones de dólares, lo que ralentiza el comercio, eleva los costos de facturación y provocó cambios en las cadenas de suministro.

Hablando con gobernadores que asistieron a un baile anual en la Casa Blanca el domingo, Trump dijo que lo estaba haciendo “muy bien” con China.

“Si todo funciona vamos a tener una gran noticia durante la próxima semana o la siguiente”, señaló agregando que “todavía quedan algunas cosas por hacer”.

Según los negociadores chinos, en las conversaciones se realizaron avances en transferencia de tecnología, protección de los derechos de propiedad intelectual y barreras no arancelarias, dijo la agencia de noticias oficial Xinhua, agregando que “sigue habiendo algunas diferencias que necesitarán más tiempo para ser resueltas”.

Trump dijo en Twitter que ambas partes habían avanzado en temas que incluyen la protección de los secretos comerciales, la entrega forzada de tecnología y las ventas agrícolas de Estados Unidos a China. El gobierno estadounidense no proporcionó de momento más información al respecto.

“Trump quiere claramente un acuerdo y también los chinos, lo que ciertamente aumenta la probabilidad de que las dos partes alcancen algún tipo de acuerdo negociado, aunque sea uno parcial, en las próximas semanas”, apuntó Eswar Prasad, economista de la Cornell University y exdirector de la división de China en el Fondo Monetario Internacional.

Grupos empresariales y legisladores del Congreso de Estados Unidos quieren un acuerdo amplio que obligue a China a cambiar su comportamiento y que se pueda hacer cumplir. Washington acusó a Beijing de no haber implementado compromisos anteriores para reformar sus políticas económicas.

___

Los investigadores de The Associated Press Fu Ting y Liu Zheng en Beijing contribuyeron a este despacho.