AP NEWS
Related topics

City se queda sin Jesus, De Bruyne ni foja perfecta

December 31, 2017

El técnico del Manchester City, Pep Guardiola (derecha) camina frente al banquillo, mientras el brasileño Gabriel Jesus es atendido por el personal médico en el encuentro del domingo 31 de diciembre de 2017, ante el Crystal Palace (AP Foto/Tim Ireland)

LONDRES (AP) — Tras 18 partidos y más de cuatro meses, la racha de victorias del Manchester City en la Liga Premier inglesa ha concluido. Y esa no fue la única mala noticia que el día final del año le deparó al técnico Pep Guardiola.

Durante el empate 0-0 que el City rescató apenas el domingo en su visita al Crystal Palace, se lesionaron el brasileño Gabriel Jesus y Kevin De Bruyne.

Los “Citizens” estuvieron incluso cerca de perder el encuentro, pero el arquero brasileño Ederson Moraes atajó un penal ejecutado por Luka Milivojevic en los descuentos. Con ello, la racha invicta del City llegó a 21 encuentros.

El conjunto dirigido por el español Guardiola mantuvo también su ventaja de 14 puntos en la cima de la tabla, de cara al comienzo del nuevo año. Acumula 59 unidades, por 45 del Chelsea.

Arsenal es quinto con 38, tras empatar en la jornada 1-1 frente al West Bromwich Albion, con un tanto del chileno Alexis Sánchez, quien ahora sería pretendido por el propio City.

Pese a esa cómoda delantera a 17 fechas de que concluya la campaña, habrá preocupación en el Man City por la lesión de Jesus, quien abandonó la cancha renqueando y entre lágrimas en los descuentos de la primera mitad, luego de una aparatosa caída. Sánchez podría ser el destinado a cubrir esa baja durante el periodo de fichajes que se abre en enero.

De Bruyne fue retirado en camilla en el tiempo de compensación del encuentro, tras la atajada de Ederson. Dos miembros del cuerpo médico lo ayudaron a desplazarse tras el silbatazo final.

Guardiola dijo que el volante tuvo “suerte” de no sufrir una lesión más seria, sin dar más detalles.

El City se fue sin anotar en el partido, algo que no le había ocurrido en toda la campaña, ante un Palace que jugó sin complejos pese a enfrentar a uno de los equipos más poderosos que hayan militado jamás en la Premier.

“Pienso que nuestra disciplina defensiva a lo largo del partido fue muy buena”, dijo el técnico del Palace, Roy Hodgson. “Si hubiéramos conocido antes este resultado, estaríamos saltando de alegría por conseguir un punto. Pero cuando fallas un penal siempre te quedas con un sentimiento de tristeza”.

El City no dejaba escapar puntos desde el 21 de agosto, cuando igualó 1-1 como local ante el Everton. La racha victoriosa de cuatro meses comenzó cinco días después, con un triunfo agónico sobre el Bournemouth.

Una 19na victoria en fila habría igualado el récord de las cinco principales ligas de Europa, impuesto por el Bayern Munich de Guardiola en 2013-14. Habría establecido también una marca en la Premier, de 12 triunfos seguidos en cancha ajena.

Lo más cerca que estuvo el City de anotar fue en un tiro del argentino Sergi Agüero, quien ingresó como sustituto de Jesus. El balón remeció un poste en la primera mitad.

El juego característico del City no apareció en toda la noche. DeBruyne se mostró inusitadamente errático en sus pases, y el Palace amenazó con su estilo de ataque directo.

La conclusión fue surrealista. Momentos después del penal rigorista por una falta de Raheem Sterling sobre Wilfried Zaha, vino el golpe de Jason Puncheon sobre De Bruyne, en un contraataque de los Citizens.

Los dos jugadores recibieron atención y fueron retirados en camilla simultáneamente. En tanto, Guardiola se sentó junto a Hodgson en el banquillo del Palace y charló con él.

Guardiola conversará también con la dirigencia de su equipo, a fin de determinar si cortejará a Sánchez, según contó el propio entrenador.

“En reuniones internas vamos a decidir lo que es mejor, pero mi impresión actual es que Alexis es un jugador del Arsenal y lo será”, dijo Guardiola.

Sánchez volvió a brillar en la jornada, con un tanto de tiro libre, que se desvió en una pierna de James McClean a los 83 minutos. Pero un penal discutible a los 89 fue convertido por Jay Rodríguez, para que el West Brom estropeara el partido número 811 de Arsene Wenger como estratega de los “Gunners”, un récord.

Wenger rebasó por un encuentro los dirigidos por Alex Ferguson con el Manchester United.

West Brom alcanzó a Swansea, con el que comparte el último peldaño de la temporada, al llegar a 16 puntos.

AP RADIO
Update hourly