AP NEWS
Related topics

Jefe de gobierno español en Cuba: seguiremos invirtiendo

November 24, 2018

El presidente del gobierno español Pedro Sánchez, a la izquierda con su esposa María, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a la derecha, con su esposa Lis Cuesta, realizan una visita por La Habana, Cuba, el viernes 23 de noviembre de 2018. (AP Foto / Desmond Boylan)

LA HABANA (AP) — El gobierno español se comprometió el viernes a continuar fomentando las inversiones de las empresas ibéricas en Cuba y abrió una línea de financiación para firmas de ese país en la isla.

En la primera visita oficial de un jefe de gobierno español en 32 años, Pedro Sánchez aseguró además que vino a Cuba “a poner fin a una anomalía”, como denominó a las antaño malas relaciones entre ambos países y a normalizar los nexos “al más alto nivel” acompañando a la isla en su proceso de reforma económica y constitucional.

“Es importante hacer un balance de los éxitos de nuestras empresas y los problemas pendientes por resolver, pero mi presencia aquí debe ir mucho más allá, debe ser un mensaje de seguridad... los obstáculos que encontramos en el camino no van a impedir y tampoco van a ralentizar el aumento de los lazos comerciales y de inversión de nuestros dos países”, dijo Sánchez ante empresarios de su país en la isla.

Sánchez inició su segundo y último día de visita inaugurando junto al mandatario isleño, Miguel Díaz-Canel, un foro de negocios binacional que congregó a decenas de compañías de ambas naciones.

“El gobierno español va a continuar impulsando las inversiones en Cuba contribuyendo al desarrollo de su economía, a la transformación de su sociedad y a la prosperidad de Cuba”, agregó el líder español. “Nuestras empresas han gozado de la confianza del gobierno de Cuba y en eso tenemos que estar muy agradecidos”.

Sánchez y Díaz-Canel se encontraron con los empresarios en el hotel Gran Packard, administrado por la española Iberostar y que la semana pasada fue incluido entre la lista de lugares prohibidos para la visita de estadounidenses por el presidente Donald Trump.

Los sectores representados fueron salud, agricultura, energía renovable y turismo, estratégico en el cual ambas naciones comparten negocios.

El comercio con Cuba alcanzó el equivalente a unos 1.000 millones de dólares, lo que convierte a España en el primer socio comercial europeo de la isla, explicó Sánchez. En el turismo, un área con fuerte presencia ibérica y puntal de la economía cubana, las marcas españolas gestionan el 70% de las habitaciones de hotel.

Antes de España en la lista de principales socios comerciales de Cuba se encuentran Venezuela y China.

Paralelamente, Sánchez reconoció las dificultades que tienen las empresas españolas para cobrar deudas --por valor de unos 300 millones de dólares-- en Cuba, que suele tener problemas de liquidez y falta de financiación internacional debido a las sanciones estadounidenses.

Sánchez, quien ya había hablado de los adeudos con Díaz-Canel tras su llegada la víspera, anunció el viernes la puesta en marcha de un fondo de financiación para las empresas españolas interesadas en invertir en la isla con un valor equivalente a 45 millones de dólares.

Las firmas españolas se asentaron en Cuba desde fines de los años 90 y suelen ocupar el espacio que muchas de las proveedoras estadounidenses reclaman para sí, no solo en servicios sino en sectores que van desde la alimentación a las piezas de repuestos. Aunque sus precios son más competitivos y la cercanía es notable, las compañías norteamericanas no pueden acceder al mercado cubano debido al embargo estadounidense.

El último presidente de gobierno español en viajar a la isla Felipe González en 1986. En las décadas posteriores las relaciones se tensaron cuando de la mano de las administraciones conservadoras, en especial de José María Aznar, España comenzó a exigir cambios en el modelo político cubano en sintonía con las exigencias de Washington.

En su última jornada, Sánchez realizó también actividades culturales como la entrega en carácter de préstamo de una silla del prócer independentista Antonio Maceo que las autoridades coloniales tomaron como botín de guerra hace más de un siglo e hizo un recorrido por La Habana Vieja, durante el cual anunció la puesta en marcha conjunta entre España y Cuba de un proyecto para brindar accesibilidad al casco histórico a personas con discapacidad.

Igualmente se reunió con personalidades de varios sectores incluyendo a escritores como Leonardo Padura, pasando por consultores de emprendedores como Oniel Díaz hasta politólogos críticos del gobierno como Lenier González del proyecto Cuba Posible.

La víspera, luego de una ronda de conversaciones a puertas cerradas entre Sánchez y Díaz-Canel, las autoridades cubanas y españolas firmaron dos acuerdos, uno cultural y otro de consultas políticas que obliga a ambas naciones a reunirse una vez al año para conversar sobre asuntos bilaterales y temas de derechos humanos.

Paralelamente, Sánchez indicó que los reyes de España viajarán a Cuba en 2019 para el 500 aniversario de La Habana, fundada por la colonia española.

____

Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

AP RADIO
Update hourly